Emergencias 112 participa en un simulacro de incendio y evacuación en la central hidroeléctrica del Negratín

El objetivo de estos ejercicios es probar los mecanismos de coordinación y respuesta para estar preparados en caso de emergencia real.

289
Emergencias presa del Negretín

El Centro Coordinación de Emergencias 112 Andalucía en la provincia de Granada ha participado de manera muy activa en el ejercicio de simulación desarrollado hoy en la Central Hidroeléctrica del Negratín, en Freila (Granada), al objeto de comprobar los mecanismos de respuesta y coordinación que deben ponerse en práctica para ofrecer una respuesta ágil y eficaz en caso de emergencia real.

Emergencias 112 ha colaborado -dada la importancia de la central como punto estratégico en materia de seguridad- en el desarrollo de un ejercicio práctico que ha motivado la activación del Plan de Autoprotección de la empresa. A esta simulación se han sumado igualmente efectivos de Guardia Civil, Policía Local, el Sistema Público Sanitario (a través de los servicios del Servicio Andaluz de Salud – SAS- y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias -EPES-) y Bomberos de los Parques de Baza, Guadix, y Diputación; por parte de los servicios de emergencias de la Junta de Andalucía se ha desplazado personal del GREA (Grupo de Emergencias de Andalucía), asesores técnicos y coordinador de emergencias del 112 de Granada.

Emergencias presa del Negretín

El ejercicio, organizado por la empresa eléctrica Endesa, ha simulado un incendio y posterior evacuación de dos heridos desde las plantas inferiores de la instalación. El desarrollo ha comenzado a las 10:00 horas de la mañana con un fuego en la planta sótano que ha provocado que varios trabajadores quedaran atrapados a causa del humo acumulado. Uno de los operarios ha dado la voz de alerta al Centro de Control de Producción Huidráulica de la empresa, que a su vez llamó a 112 para poner en marcha toda la cadena de activaciones y movilizaciones a operativos para dar respuesta a la situación.

Con este supuesto, tanto la instalación eléctrica como los operativos externos movilizados, han podido probar sus competencias en la extinción de incendios, búsqueda de víctimas, triaje de heridos, atención de afectados y medidas de control y seguridad, entre otras.

La celebración de este ejercicio se ha desarrollado sin que se vea afectado el normal suministro eléctrico de la central hidráulica y sin que se altere el discurrir diario de la población más allá de la presencia de los servicios de emergencia.