Endesa invierte 850.000 euros en 2021 para el refuerzo de sus instalaciones en el Polígono Sur

236

Endesa ha invertido cerca de 850.000 euros en acciones llevadas a cabo durante este año en el Polígono Sur. Unas actuaciones especialmente dedicadas al refuerzo de las infraestructuras eléctricas, el aumento de la potencia y a la digitalización de las redes de distribución a fin de mejorar el suministro de los clientes con contrato en vigor en el Polígono Sur, una zona donde únicamente el 27% de la energía distribuida la consumen clientes en situación regularizada, siendo en algunos casos como en la zona de Martinez Montañés, inferior al 3%.

Las actuaciones principales que Endesa ha desarrollado durante este ejercicio han consistido en la canalización de 8 kilómetros de cableado de baja tensión, 2 kilómetros de media tensión y la instalación de 6 telemandos, unos aparatos que permiten el control remoto de las redes actuando de forma inmediata ante cualquier incidencia.

Además, se ha incrementado la potencia de 6 centros de transformación que han pasado de 1.000 KVA de potencia a 2.000 KVA cada uno de ellos. Este incremento de potencia sirve para evitar la sobrecarga de las instalaciones que provocan los enganches ilegales, pudiendo producir incendios como los sufridos en julio y noviembre en el centro de transformación de Martínez Montañés, el cual distribuye energía a cerca de 500 viviendas de las que solo 32 cuentan con contrato de suministro en vigor.

Las consecuencias de este incendio han supuesto una inversión en reparación de más de 160.000 euros, teniéndose que sustituir casi todos los elementos de la instalación, como son las celdas de Media Tensión, los dos transformadores de 1.000 kVA de potencia cada uno, los armarios de telecomunicaciones y el cableado de media y de baja tensión.

Endesa continuará este próximo año ejecutando su plan de inversiones que asciende a 3,3 millones de euros en esta zona, destinados principalmente a la instalación de 30 kilómetros de nuevo cableado de media y baja tensión, así como a la reforma de 8 centros de transformación, duplicando su potencia y reconfigurando las redes de baja tensión. Además, se aplicará la última tecnología en materia de sensorización con el fin de intentar paliar la problemática de las manipulaciones y el sabotaje de las instalaciones.

Todas estas actuaciones se llevan a cabo en coordinación con el distrito, la Oficina del Comisionado para el Polígono Sur y el propio Ayuntamiento de Sevilla, con el que además se está trabajando en la línea de regularizar los suministros de las zonas más afectadas por los enganches ilegales.

Seguridad de las personas y de instalaciones

Esta realidad supone sobre todo un problema para la seguridad de las personas que viven en estos entornos ya que las instalaciones eléctricas al quedar desprotegidas tras una manipulación pueden sufrir graves daños.

Las instalaciones manipuladas no disponen de los preceptivos elementos de protección, tal y como está recogido en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión aprobado por Real Decreto 842/2002, del 2 de agosto, para preservar la seguridad de las personas y los bienes. Estos enganches irregulares a la red se realizan con materiales no adecuados y sin cumplir las normas de seguridad, generando un enorme peligro para la persona que comete el fraude y para todos sus vecinos, al carecer de protecciones frente a cortocircuitos, electrocuciones o incendios, que se podrían expandir más allá de las viviendas particulares a los bloques de pisos, generando un riesgo real de lesiones graves o incluso de muerte.

Estas viviendas con conexiones irregulares a la red eléctrica carecen de los sistemas de protección básicos: el de la vivienda (cuadro eléctrico), el del cuarto de contadores que protege al portal y el de la caja general de protecciones que salvaguarda al bloque de pisos. En esta situación la única protección que actúa para evitar un incendio es la del centro de transformación de Endesa.

Desde Endesa se ha mostrado una vez más la disposición de la Compañía a seguir trabajando en paliar la problemática generada por los enganches ilegales, señalando la necesidad de coordinación entre las diferentes instituciones para regularizar y adecuar los suministros que carecen de contrato o de instalaciones seguras, y empezar a aplicar las ayudas establecidas por el Estado a través del Bono Social.

Regularización de las instalaciones y Bono Social

Por todo ello, es fundamental la coordinación entre las diferentes instituciones para regularizar y adecuar los suministros que carecen de contrato y las instalaciones inseguras, y poder así empezar a aplicar las ayudas establecidas por el Estado a través del Bono Social para que las familias con pocos recursos económicos puedan beneficiarse de ellas. En algunos casos estas ayudas pueden suponer la exención de hasta el 100% del abono de la factura eléctrica.

Asimismo, sería necesario acompañar esta acción de regularización de suministros con formación en eficiencia energética que ayuden a los vecinos de la zona a hacer un consumo responsable.

Precisamente para revertir esta situación, Endesa ya está trabajando con la Subdelegación de Gobierno, el Ayuntamiento y con AVRA (Agencia de la Vivienda y Rehabilitación de Andalucía) para llevar a cabo la regularización de los suministros ilícitos que provocan la saturación de las redes eléctricas afectando a todos los vecinos y generando un problema para la seguridad de las personas que viven en estos entornos.

Colaboración público-privada para detección del fraude

Endesa sigue trabajando con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para llevar a cabo de forma conjunta acciones para detectar el fraude eléctrico, principalmente derivado de las plantaciones de marihuana.

En 2021 se han llevado a cabo 15 intervenciones contra el fraude masivo en el Polígono Sur, efectuando 2.200 desconexiones debido a enganches ilegales. Estas actuaciones se llevan a cabo de la mano de Policía Nacional, con el fin de preservar la seguridad de los técnicos de Endesa que tienen que desempeñar su trabajo con el rostro cubierto y protegidos por las fuerzas del orden.