España ocupa el séptimo lugar en el nuevo ranking de salud de Naciones Unidas

Los descensos en tabaquismo, tuberculosis y contaminación atmosférica sitúan a España en una posición internacional privilegiada. España escala ocho posiciones en los últimos 15 años, ya que en el año 2000 se situaba en la posición 15 de este ranking mundial

437

En un contexto global, una mejor cobertura sanitaria, un mejor acceso a la planificación familiar y una disminución de la mortalidad infantil son los ejes básicos en la mejora de la salud. Estos ejes estratégicos también son fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenibles establecidos por Naciones Unidas. Así lo demuestran los resultados del estudio sobre la Carga Mundial de Enfermedades (Global Burden of Disease Study – GBD), publicados hoy 22 de septiembre por la prestigiosa revista médica The Lancet.

En el estudio se analiza el progreso de cada país en el cumplimiento de los Objetivos de
Desarrollo Sostenible, mediante la creación de un nuevo índice (SDG) de 0 a 100. En función
del resultado obtenido se ha establecido un ranking de naciones en el que se muestra cuáles
están más cerca de lograr los objetivos definidos. “En 2015, en España hemos logrado alcanzar la 7ª posición de 188 países evaluados, subiendo desde la 15ª posición obtenida en el año 2000.

“Estos resultados representan muy buenas noticias para España ya que nos sitúan en una posición privilegiada a nivel internacional”, explica el Dr. Joan B. Soriano, Consultor Científico de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y co-autor del estudio.

“Los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se basan en los del Objetivos del Milenio establecidos en el año 2000. Estos básicamente eran variables de salud, en especial materno-infantil; además, ahora se añaden otros aspectos relacionados con la educación, factores de riesgo individuales, la renta per cápita del país y otros más medioambientales como la protección de océanos y bosques, la lucha contra el Cambio Climático, y la biodiversidad. En total son 17 indicadores que conforman el nuevo concepto de Salud Planetaria”, añade.

Los resultados del 2015 en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles se discutirán del 25 al 27
de septiembre en Nueva York durante la Asamblea General de Naciones Unidas, con la
presencia de más de 150 Jefes de Estado y líderes mundiales. En particular, en los resultados
obtenidos por España destacan las mejoras significativas en materia de contaminación
ambiental y en vacunaciones, con una nota de 6,7 y 7,4, respectivamente. Es destacable que
cinco de las enfermedades que lideran las causas de mortalidad mundial pertenecen al
aparato respiratorio: EPOC, cáncer de pulmón, neumonías, tuberculosis y accidentes de
tráfico causados por enfermedades del sueño. “España ha mejorado su posición tras grandes
descensos en tuberculosis, tabaco y accidentes de tráfico, todas ellas áreas prioritarias de
tratamiento e investigación de SEPAR en los últimos años”, asegura el Dr. Soriano. A lo que
añade, “también se observan mejorías en el manejo del VIH, hepatitis y otras infecciones;
aunque es destacable que existe un incremento de obesidad infantil”.

En los países con mayor desarrollo sociodemográfico se han observado importantes
disminuciones en términos de fallecidos por enfermedades crónicas, accidentes de tráfico y
violencia. En los países menos desarrollados han decrecido los índices de desnutrición y retraso del crecimiento infantil. “Las puntuaciones obtenidas este año demuestran que España está avanzando hacia el objetivo establecido de mejora global de la salud. Estos resultados ponen en relieve la dedicación y los esfuerzos empleados a favor de los cambios en los hábitos de vida saludables, las mejoras estructurales y el descenso de la contaminación y del progreso de la calidad de vida y la salud respiratoria de nuestra sociedad”, explica el Dr. Soriano.

Las naciones que encabezan la lista son Islandia, Singapur y Suecia con 85 puntos, seguidas
de Andorra con 83. Reino Unido, Finlandia, España y Holanda consiguen 82 puntos y Canadá
y Australia completan los diez primeros puestos con 81 cada una. Los países con menor
puntuación son la República Centro Africana con 20, precedida por Somalia y Sudán del Sur
con 22. Nigeria consigue 23 puntos y el Chad y la República Democrática del Congo suman 24 cada una. Burundi, Mali y Afganistán alcanzan los 26 y Sierra Leona obtiene 27 puntos. Los países fueron divididos en cinco categorías, basadas en la combinación de aspectos educativos, de salud y renta per cápita.

La próxima evaluación del cumplimiento de Objetivos de Desarrollo Sostenible se realizará en
2030. Por el momento, el mapa de ruta se concentra en 17 objetivos para lograr 3 hitos
extraordinarios en los próximos 15 años: acabar con la pobreza extrema, luchar contra las
desigualdades y solucionar el cambio climático. “Estos objetivos y los índices para medir su
consolidación construyen el concepto de concebir al mundo como un paciente global. Para
mantener este nuevo concepto de Salud Planetaria es esencial seguir trabajando para
obtener puntuaciones positivas en indicadores indirectos como la esperanza de vida, acceso
universal a la sanidad y educación gratuitos, y protección de los ecosistemas y biodiversidad,
en todos los países y para toda la gente”, concluye el Dr. Soriano.

Otros centros colaboradores nacionales en la iniciativa GBD incluyen: las Universidades de
Cartagena, Valencia y Barcelona, el Instituto de Salud Global de Barcelona, el Parc Sanitari Sant Joan de Déu, el CEU de la Universidad Cardenal Herrera, la Fundación Jiménez Díaz, y el
Instituto de Investigación del Hospital Universitario de la Princesa. El centro coordinador del
estudio es el Institute for Health Metrics and Evaluations (IHME), fundado en 2007, un centro
independiente de investigación en salud global de la Universidad de Washington (Seattle).

Dicha entidad proporciona una medición rigurosa y comparable de los problemas de salud
mundiales más importantes, así como realiza evaluaciones de las estrategias para abordarlos. En este sentido, el IHME creó el ‘índice de SDG relacionado con la salud’, en una escala del 0 al 100. Desde el año 2000, este índice global es fundamental en la evaluación de la mejora global de cada país.