Fausto Velázquez reinterpreta la vida de Frida Kahlo en el Ayuntamiento de Sevilla

La Sala Apeadero del consistorio hispalense inaugura hoy esta muestra pictórica que estará expuesta hasta el 26 de junio

1915
Andalucía al Día, Fausto Velázquez

La Sala Apeadero del Ayuntamiento de Sevilla acoge desde hoy y hasta el 26 de junio la exposición de Fausto Velázquez ‘Frida Kahlo: la vida como obra de arte’. Organizada junto a la Fundación Unicaja, en esta muestra el galerista, artista y coleccionista Fausto Velázquez reinterpreta a la artista mejicana Frida Kahlo en un conjunto de 22 retratos que inician en Sevilla un periplo por distintas capitales andaluzas.

La exposición es una pequeña selección de las telas en las que Velázquez ha reflejado su pasión por Frida Kahlo, por su rostro icónico, por su azarosa y dramática vida. Se siente fascinado y conmovido por su fuerte carácter, su determinación y su compromiso político, aunque no en concreto por su obra, como suele tener que aclarar. Así, el artista de La Algaba contempla a la pintora mexicana como una musa que vuelve a la vida ataviada con prendas que nunca vistió, y en entornos andaluces que nunca pisó, logrando tal vez devolverle la paz que jamás tuvo a lo largo de su vida.

Durante varios años Velázquez ha dedicado intensas jornadas de trabajo al rostro de Frida Kahlo, como única modelo y fuente de inspiración, manteniendo con ella una relación casi obsesiva, una intensa experiencia que ha dado como fruto más de un centenar de obras y que ha significado mucho más que un mero ejercicio plástico.

Velázquez ha reunido a 22 de estas fridas y con ellas se dispone a recorrer mundo. La muestra, que se inaugura ahora en Sevilla, tiene pendiente un largo itinerario dentro y fuera de Andalucía: Sevilla, Málaga, Ronda, Almería, Antequera, Cádiz, La Algaba, y tras completar el periplo andaluz continuará por México D.F. Nueva York, París, Basilea, Tokio y Madrid donde tendrá lugar su clausura.

Fausto Velázquez

Nació en La Algaba a finales de 1950. Cursó Bachillerato en el Instituto San Isidoro de Sevilla. Preparó el ingreso de Bellas Artes con los profesores Pajuelo, Luis Montes y Roberto Reina. Una vez aprobado el examen entró en la Escuela Superior de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría donde termino los estudios en 1974.

Entre los años 70 y 80 fue miembro fundador y director del Teatro Algabeño, con el que participó en distintos festivales nacionales e internacionales de teatro junto a los grupos Esperpento, Tábano, Tabanque, Adagio, T.E.I., La Cuadra… Hasta llegar con la obra Cantos de Trigo y Cizaña estrenada en el Teatro Lope de Vega de Sevilla a fusionarse con el Teatro Lebrijano.

A la vez, realizó sus primeros grabados junto a Cortijo, Félix de Cárdenas, Mercedes de la Gala, Paco Reina, María Manríquez… También milita en la clandestinidad en el PSOE y da clases de dibujo en varios colegios e institutos de Sevilla y Extremadura. Tras 20 años dedicados a la docencia, en el año 1999 abandona la enseñanza tras sufrir un accidente de tráfico que lo inmoviliza durante un largo periodo. En el año 1976 monta junto a Alfonso Rodríguez Ocaña un taller de grabado y haciéndose editores de Obra Gráfica, que fue el germen de la que después sería la Galería de Arte que llevaba su nombre a mediados de los 80 en la calle San Isidoro y que estuvo abierta hasta mediados de los años 90. Una vez abandonada la enseñanza y cerrada la Galería de Arte, Velázquez vuelve a la pintura que nunca abandonó.

Después de la exposición “A tinta china y pincel”, realizada en la Casa de la Provincia de Sevilla en 2007, con cien retratos de amigos y amigas, vuelve otra vez con pinturas al óleo y en distintos soportes con un tema único y central “Frida Kahlo: la vida como obra de arte”.