Fin de semana a pleno rendimiento en Fancine

148

Estas dos últimas jornadas de la 30 edición del festival de cine fantástico de la Universidad de Málaga han estado marcadas por el apoyo recibido por parte del público, que de nuevo ha llenado en tres ocasiones las salas del cine Albéniz. Doblete el sábado de sold out en las proyecciones de ‘Dinner in America’ y ‘Sputnik’ y en la dominical de ‘Gone Wednesday’ con las que el festival encara con fuerza su segunda mitad.

En lo relativo a la competición, ‘2067’ y ‘Mandibules’ fueron el tándem de películas a concurso con las que la cita comenzó el fin de semana. En primer lugar, la ópera prima de Seth Larney es un thriller de ciencia ficción sobre un ingeniero que viaja al futuro para salvar a su mujer y, con ella, a toda la humanidad de una crisis medioambiental. Por su parte, la última película del francés Quentin Dupieux, uno de los directores predilectos de Fancine, que después de llevarse en la pasada edición los galardones a mejor guion e interpretación masculina por ‘Deerskin’, regresa por quinto año consecutivo al certamen malagueño con una agradable comedia surrealista sobre dos amigos que encuentran una mosca gigante en el maletero de un coche y deciden amaestrarla para ganar dinero con ella.

Durante el domingo han tenido lugar las dos últimas votaciones del público a los largometrajes de la Sección Oficial de esta edición: ‘Scare me’, premier nacional y debut de Josh Ruben como director, en la que un aspirante a escritor y una famosa novelista compiten por contar la mejor historia de miedo; y la película inaugural ‘Wendy’, una oscura revisión del clásico cuento de ‘Peter Pan’ antes de la cual se ha proyectado un saludo del realizador Benh Zeitlin. Esta mañana, además, se ha desarrollado la sesión infantil de El fantástico en familia con el estreno en España de ‘Dragon Rider’, una cinta de animación basada en la obra de Cornelia Funke.

Por la mañana, la sede universitaria del Contenedor Cultural ha acogido dos actividades paralelas afianzadas en el calendario complementario de Fancine. La jornada ha arrancado con la representación ‘Sueños perdidos’, una obra de la compañía Mu Teatro basada en ‘La ciudad de los niños perdidos’, el mítico título de Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro. El trío de actores ha trasladado al público a un universo onírico con referencias a la infancia mediante una puesta en escena inventiva y experimental que se ha valido de la mímica y la expresión corporal.

Tras la función teatral se ha celebrado el tradicional concurso de baile K-Pop, organizado un año más con la colaboración de la asociación No-Eul, dedicada a la promoción de la cultura coreana. El evento tuvo que aplazarse al domingo debido a la previsión de lluvia para el sábado, fecha en la que estaba previsto originalmente. Los 13 participantes individuales y los cinco grupos, con sus elaborados atuendos y pulidas coreografías, han impresionado al entregado público asistente, así como al jurado, conformado por miembros del equipo del festival y representantes de No-Eul. Los ganadores del concurso, anunciados por las redes sociales de Fancine y Contenedor Cultural tras acabar el evento, han sido Lidia Portal – ‘Lilly’ en la categoría individual y ‘Six Senses’ en la modalidad grupal.

Por último, la iniciativa Noviembre Fantasma, que reúne durante este mes al festival malagueño con TerrorMolins y la Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia para ofrecer conjuntamente contenidos online, ha añadido a su catálogo  virtual una entrevista con el director y productor de cine de género Brian Yuzna, que ha participado en diferentes ediciones de Fancine en calidad de invitado y jurado. El veterano realizador ha contado su experiencia profesional, a cargo de proyectos como ‘Re-Animator’, con el que coincidió con Stuart Gordon, o la creación de la Fantastic Factory, un sello bajo la compañía Filmax cuyo objetivo era producir películas de terror con presupuestos modestos que sentó las bases de la industria cinematográfica en nuestro país en torno al género.