“Flequi peluquero”, una vida en un pregón de circo, humor y carnaval

365

El pregonero del carnaval de Alcalá 2014 es una gran conocido por todos. Un catalán con corazón alcalareño. Más de aquí que de allí. Un “peluquero” que se ha fundido consigo mismo desdibujando las líneas entre la persona y personaje. “El Flequi” (Rafael Hidalgo) ponía la guinda a una noche en la que también se coronaba a la Reina Panadera, y se entregaba la Máscara de Oro.

Comenzaba su discurso con un guiño, “agradeciendo” y felicitando a todas las agrupaciones su paso a semifinales. En su pregón “Carnaval mi vida y yo”, repasó cada uno de los momentos vividos a lo largo de su trayectoria profesional y personal. Y explicó, qué es el carnaval para él. Porque “cuando hacemos una cosita y a un niño le sale una sonrisa a la cara, eso para mí es carnaval. O los momentos de risas con los amigos, o un pasodoble que te pone los pelos de punta como los setos de Viveros Molina”.

Repasó su vida, desde su llegada de niño a Alcalá, y tuvo un momento de especial emotividad cuando descubrió las imágenes de dos de sus mejores amigos y compañeros, hoy desaparecidos, “El Mané” y “El Fiti”, cuyos retratos hizo colgar de la sala, dedicando a este último incluso un pasodoble acompañado de la chirigota de 2014 de “Los niños”.

Flequi narró cómo conoció el carnaval y su gente. Las primeras chirigotas, el barrio Pocaceite y los primeros pasacalles. Sorpresa en el auditorio cuando “Los toreros fracasaos”, la Chirigota del Pata, pisaron las tablas del Gutiérrez de Alba pidiendo “algo que se pueda torear”, y con el permiso del respetable “que salga embalsamado”.

Después vino el turno para repasar los concursos televisivos que le dieron fama, como Saque Bola y El Juego de la Oca. Aquí conseguiría que “el tipo me hiciera ser como uno solo”. Dejó de ser una persona que se pone un disfraz y actúa. Acto seguido otro de los momentos grandes de la noche. En las tablas del teatro volvieron a vivirse algunos de los momentos televisivos que han quedado grabados en la retina. Todo el mundo dio un salto de su butaca cuando “Flequi peluquero” cortó su “melena”, a uno de los integrantes de la Chirigota de los niños, al fallar una pregunta especialmente complicada: “¿Cuál es el nombre de la chirigota de Alcalá que iban disfrazados de piojos y tú salías en ella?”. No le salvó ni el comodín del público.

Además, recordó la etapa en la que conoció a Miliki y le volvió a enseñar a ser niño. No dejó pasar la ocasión para volver a pedir a los alcalareños que continuasen con la educación carnavalera de las nuevas generaciones, y pidió “un carnaval limpio”, que depende de lo que los padres les enseñen.

Llegó el momento de la familia, en el que entregó un máscara veneciana como regalo a su hija, y volvió a pedirle la mano a su mujer.

El broche final lo puso “Almax tiempo buena cara”, la chirigota ganadora del COAC en la que Flequi se ha integrado este año, y con la que cantó hasta poner al auditorio en pie con una ovación que reconoció el esfuerzo de más de dos horas de risas y sorpresas de su pregón.

Reinas panaderas

Ante un teatro lleno fueron coronadas las Reinas Panaderas (Abanderadas del carnaval de Alcalá de Guadaíra). Concretamente, Inmaculada Palmero ha sido la protagonista junto a sus Damas, Esperanza Nieto e Inmaculada Alba, a quienes acompañarán en el cortejo Rosario Palmero, Verónica Valverde, Estíbaliz Martínez y Cecilia Herrera.

También se coronó a la Panadera Mayor, Antonia Contreras, y a sus Damas Rosario Cid y Juana Serrano.

Momento sentido ha sido también la imposición de la XXIII Máscara de Oro a José Antonio Fernández Sanabria, por su estrecha colaboración y apoyo continuo a la Asociación Alcalareña de Carnaval.