Gálvez destaca la inversión pública de 320 millones dirigida a la Universidad de Sevilla

La titular de Conocimiento participa en la apertura del curso de esta institución, en la que casi 26.000 alumnos se beneficiaron de la bonificación de matrícula.

214
univ sevilla apertura curso

La consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad, Lina Gálvez, ha destacado el esfuerzo inversor realizado este año por la Junta de Andalucía para garantizar la financiación de la Universidad de Sevilla, con una dotación de 319,9 millones de euros. Durante la apertura del curso académico 2018/19, ha asegurado que además de este presupuesto se han consignado recursos adiciones para políticas de calado como el fomento del empleo y el emprendimiento, que ha supuesto un millón de euros; el acceso a infraestructuras científicas, con una dotación de 700.000 euros; la captación de talento, con 400.000 euros; o los fondos dirigidos al Campus de Excelencia Internacional Andalucía Tech, con otros 400.000 euros.

Defensa del sistema universitario público

La titular de Conocimiento ha defendido el sistema universitario público y ha resaltado que “en Andalucía no hay incentivos perversos en las universidades. Debe seguir siendo un bien público y generador de una ciudadanía crítica y responsable y no un servicio de las élites”. En este sentido, Gálvez señala que hay que ubicar a la Universidad en el centro de los sistemas innovadores de nuestra región, así como considera fundamental que se avance en transparencia y rendición de cuentas visibles. El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ha puesto de manifiesto que “un árbol no hace un bosque” en referencia a determinadas actuaciones irregulares, que ha condenado sin paliativos.

En su intervención, la titular de Conocimiento, también ha resaltado el apoyo a través de alianzas estratégicas a centros como el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer), con un 1,6 millones; el CIC (Centro de Investigaciones Científicas) Cartuja, con un millón, el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS), con 600.000 euros; o el Centro Nacional de Aceleradores, con una aportación de 350.000 euros. A estos compromisos, ha sumado otro futuro: el respaldo al Instituto Andaluz de Matemáticas, que según ha señalado “reúne a algunas de las mentes más brillantes de nuestro país, tanto de la Hispalense como de la Universidad de Granada”.

En materia de financiación, Lina Gálvez ha querido dejar claro que la voluntad de la Junta es “garantizar la suficiencia y el funcionamiento de las universidades”, apuntando que una de las tareas que se está asumiendo es precisamente “la revisión del modelo de financiación y la eliminación de la deuda que existe con estas instituciones”. De hecho, la titular de Conocimiento ha afirmado que “en los últimos años se han hecho notables avances en ambos sentidos, de forma que se ha dotado a la financiación de nueva estructura, se han reducido los pagos pendientes al mínimo y se han eliminado los problemas de liquidez”. “Todo ello ha convertido, según ha remarcado, a las universidades andaluzas en las más solventes del país”.

Bonificación de matrículas

Por otro lado, la consejera de Conocimiento ha reiterado la apuesta en Andalucía por la bonificación de matrículas, una medida con la que se garantiza el acceso en igualdad a la universidad, concebida como “un motor de oportunidad para el progreso colectivo”, tal y como ha recalcado. Casi 92.000 personas en toda Andalucía, casi 26.000 en Sevilla, se han beneficiado de esta iniciativa, que ha supuesto una inversión global de la Junta para todos los campus públicos andaluces de 37,8 millones.

Además de esta iniciativa, Gálvez ha resaltado otras como el complemento Erasmus aportado por la Administración autonómica, que ha permitido que la Universidad de Sevilla haya podido enviar fuera a estudiar a 1.118 alumnos; o las ayudas al B1 para la acreditación de idiomas, con 2.500 beneficiarios en sus primeras convocatorias.

Apoyo al personal

Lina Gálvez también se ha referido en su discurso de apertura a los compromisos del Gobierno andaluz en materia de recuperación de derechos por parte del personal de estas instituciones. Al respecto, ha explicado que “el compromiso es revertir el impacto tan negativo que en los derechos del personal universitario tuvieron las políticas aplicadas por el Gobierno central en 2012”. Como ejemplos ha señalado la recuperación de la aprobación de plazas de promoción o la apuesta por la convocatoria de plazas de ayudante doctor.

Además, ha aclarado que se está ultimando la convocatoria de evaluación docente, investigadora y de gestión para el acceso a los complementos retributivos y ha hecho alusión a los 560 jóvenes desempleados que se han beneficiado del programa de capacitación profesional en I+D en la UMA, con una inversión de 14,5 millones.

Investigación

Gálvez ha dedicado parte de su discurso a la investigación, un campo en el que, según ha explicado, “nuestras universidades deben situarse en el centro de los ecosistemas innovadores de nuestra región y estar en condiciones de atraer recursos, ya sean económicos a través de los programas de investigación como el Horizonte 2020 o la Estrategia RIS3”. Para lograrlo, ha subrayado que desde el Gobierno andaluz hay que facilitar esa función, refiriéndose a los esfuerzos realizados por la Administración autonómica y recogidos en el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Investigación (PAIDI) 2020, que en sus dos primeros años de vigencia ha promovido 327 actividades con las que se han movilizado casi 2.500 millones de euros.

La titular de Conocimiento ha explicado que esos resultados han sido posible porque “desde el Gobierno andaluz se ha virado hacia una política de convocatorias de investigación, donde las universidades han empezado a actuar como entidades colaboradoras”. “Además, ha añadido, se ha puesto en marcha una nueva fórmula de justificación, lo que ha permitido reactivar políticas como las ayudas a grupos, el apoyo a los planes propios y a los campus de excelencia, o los proyectos de investigación”.

Por otro lado, se ha referido a la estrategia atracción del talento puesta en marcha en Andalucía, que puede suponer la recuperación de muchos investigadores que tuvieron que marcharse”. En esta materia, Gálvez ha apuntado la reciente aprobación del programa Talentia Senior, dotado con 2,5 millones y que se prevé atraer a diez investigadores en la convocatoria que saldrá las próximas semanas.

Visibilidad de las mujeres en la ciencia y la investigación

También ha aludido a la captación por la Universidad de Sevilla de 46 contratos en la última convocatoria de Formación de Profesorado Universitario (FPU), o el impulso por parte de la Junta al programa María Castellano, con el que se pretende incorporar profesionales del SAS a la docencia e investigación. Recoge el nombre de la primera mujer catedrática de medicina de España, nacida en Jaén y que fue docente en la Universidad de Granada.
La consejera también ha destacado la importancia de las mujeres investigadoras, tras la celebración de la Noche de las y los Investigadores, en las Universidades en pro de la igualdad, que “deben ser el reflejo de las sociedades a las que pertenecen como modelo”.

Universidad de Sevilla

La Universidad de Sevilla es la segunda española y la primera en Andalucía en número de titulaciones ofertadas y estudiantes. Su comunidad universitaria está compuesta por más de 80.000 miembros, 26 centros propios y 4.000 docentes e investigadores repartidos en más de 130 departamentos.

Su oferta académica comprende 66 grados, 88 másteres y 32 programas de doctorado y cuenta con más de 500 grupos de Investigación, lo que la sitúan entre entre las diez universidades españoles con mayor producción investigadora. Además, esta institución es pionera en programas de movilidad estudiantil, con la atracción de más de 2.000 alumnos extranjeros.