Greenfields, un colegio donde no existe el fracaso escolar

134

En las Ciencias: Física, biología y Química, se pretende que los estudiantes puedan usar los conocimientos adquiridos en la vida, por ejemplo, entendiendo su alimentación, o ser capaces de cambiar un fusible. Una vez que los conceptos básicos se han entendido, se introducen conceptos más complicados para obtener una visión total de las asignaturas”.

Catalogado como uno de los cuarenta mejores colegios de Inglaterra, Greenfields School (Verdes Campos) se desmarca del sistema educativo tradicional con unos resultados excelentes en sus casi 40 años de existencia.

Su director Jeff Smith (el que aparece en ésta foto) visita este mes de marzo Madrid para dar una conferencia donde explicará de qué trata lo que le hace un colegio tan diferente.
Han convertido el estudio en grupo en un estudio individualizado. No se usa un método “autoritario” que hace que él estudiante tenga que memorizar datos para poder aprobar los exámenes. Después de aprender cómo estudiar, estudia los fundamentos de la asignatura, enseñándole al estudiante a inspeccionar la información, a ver cómo aplicarlo en sus vidas y a cómo usarlo ahora o en el futuro.

El progreso de cada estudiante no tiene porqué ir a la par con el resto. Se educa desde la perspectiva de que cada alumno es un ser individual, y qué quiere aprender y ser capaz de aprender y conseguir el éxito. Se le dá las herramientas para hacerlo, para que consiga la confianza para mantenerse como individuo.

Si un tema o lección no logras aprobar, no se te dá otro tema; sino que repasas y corriges lo que tengas que corregir hasta tener la seguridad de saberlo y entenderlo. Vuelves a examinarte hasta lograr un 8, entonces ya inicias el siguiente tema.

Los deberes no existen, ya que el estudiante lleva al día todo lo que estudia. Año tras año se van incorporando poco a poco las asignaturas más elementales sin abrumar al estudiante con una docena materias desde un principio.

A los 7 años cuando los niños empiezan Primaria, comienzan a desarrollar proyectos para guiarles de forma interesante por la Historia, la Geografía y las Ciencias. Es importante enseñarles a trabajar en grupo o con otro compañero, además de ellos solos. En estos años de Primaria, los estudiantes aprenden los fundamentos de LA TECNOLOGÍA DE ESTUDIOS, haciendo EL CURSO DEL DICCIONARIO, así sabrán cómo aprender a buscar las palabras que no entiendan.

En 4º y 5º de primaria o sea a los 9-10 años, cómo ha aumentado su entendimiento, se les continua enseñando LA TECNOLOGÍA DE ESTUDIOS con el Curso Aprendiendo cómo Aprender. Y en 6º de Primaria, a eso de los 11 años hacen EL CURSO DE GRAMÁTICA Y COMUNICACIÓN para llegar a sentirse cómodos leyendo, hablando y escribiendo lo que quieran comunicar.

Las excelentes habilidades de comunicación y de responsabilidad que adquieren desde primaria son muy comentadas por inspectores, visitantes y padres. Con los conceptos básicos de la tecnología ya adquiridos, se puede continuar con el aprendizaje de otros aspectos fundamentales como la lectura, escritura, aritmética y ciencias.

Con respecto a la Lectura, en esta era de televisión y juegos de ordenador, tienen que estar alerta de la importancia de una buena construcción de vocabulario y de saber leer bien. Tienen excelentes programas de lectura que empiezan desde Infantil, continúan en la Primaria y terminar en la ESO y Bachiller. La lectura siempre está reforzada.

En cuanto a la Escritura se enseña de manera que cada estudiante tenga una letra legible y se práctica de forma constante en estos años.

Cada curso de la Aritmética, esa parte de las matemáticas que estudia los números y las operaciones que se pueden realizar con ellos: suma, resta, multiplicación y división; pues bien, tiene una serie de juegos y actividades para enseñar en grupo y también cada estudiante tiene un programa individual que le permite también llegar a un nivel óptimo. El propósito de este programa es enseñar a los estudiantes a pensar con los números, trabajar con probabilidad y aprender a disfrutar el trabajo con los números. Esto se puede llevar a cabo porque ponen mucho énfasis en las operaciones básicas y en conocer las tablas de multiplicar.

Se espera de nuestros estudiantes que lleguen a un nivel alto en sus exámenes. Es importante que los estudiantes piensen por ellos mismos, para obtener la información que sea valiosa, seleccionar lo que es verdad de lo que es mentira, lo importante de lo que no lo es, sacar conclusiones y aplicar este conocimiento.

Se llevan con ellos un montón de aprendizaje y podrán estudiar cualquier asignatura y usar esta información. En las áreas que más les interesen, ellos alcanzan un nivel de compresión y competencia a través de los años, y puede ser en humanidades, ciencias o en artes.

La Primaria es una introducción a conceptos simples como el tiempo, el cuerpo humano y las máquinas simples; para más tarde los estudiantes aprender sobre biología y el medio ambiente. En las clases más avanzadas, comienzan a hacer experimentos y observaciones relacionadas con el día a día.

En la ESO y Bachillerato, el Inglés, matemáticas, ciencia y tecnología de la información son las asignaturas principales y son las que más horas tienen en el horario semanal.

En la clase de Inglés todos los estudiantes deben conocer los clásicos de la literatura y apreciar el contexto histórico en el que se encuadran. Así que se continua con el programa de lectura que se inicio en el nivel bajo. Se le da mucha importancia a la gramática además de a la comprensión, lectura de poesía y escritura creativa. Se enlaza con estudios de teatro, música y arte, dándoles una visión completa.

En Matemáticas el sistema que se sigue es flexible para que él avance de cada alumno sea personal. Pero sin olvidar que la supervisión es constante con exámenes. Se les hace ver qué además de aprender es fascinante ver el uso de la asignatura.

En las Ciencias: Física, biología y Química, se pretende que los estudiantes puedan usar los conocimientos adquiridos en la vida, por ejemplo, entendiendo su alimentación, o ser capaces de cambiar un fusible. Una vez que los conceptos básicos se han entendido, se introducen conceptos más complicados para obtener una visión total de las asignaturas.

En la sociedad moderna es imprescindible conocer la materia de Tecnología de la información. Entonces, se aprende a teclear y los controles básicos del ordenador. A medida que se avanzan los cursos, se aprende software más avanzado.

A la edad de 11 años los estudiantes pasan a la ESO. Aquí además de las asignaturas que hemos nombrado antes, se incorporan historia, geografía, deporte, arte, francés o alemán, drama o música. Además se les enseña a mejorar en la tecnología de estudios y a aplicarla de forma aún más exhaustiva. Al conseguir un avance en las asignaturas el estudiante sabrá qué es lo que quiere seguir estudiando.

Y EL EXÁMEN DE BACHILLER puede ser hecho dependiendo de si el estudiante está preparado, aunque se suele hacer a los 16 años. Los estudiantes extranjeros o los que se incorporaron a la escuela más tarde, lo pueden hacer después. Y el estudiante debe de haber tenido un entendimiento real. Son flexibles porque ningún estudiante es igual a otro, así que no creen que el objetivo sea hacer el examen a los 16 años. Lo importante es conseguir una buena preparación y hacer el examen, pero que el objetivo sea mucho mayor en la educación posterior.

En 1.972 se fundó Applied Scholastics por educadores americanos de diferentes colegios, universidades y escuelas, tanto públicas como privadas, que conociendo LA TECNOLOGÍA DE ESTUDIOS y los logros obtenidos por los estudiantes mediante su aplicación, decidieron crear esta organización con el fin de proveer a los estudiantes, educadores y padres de familia de las herramientas necesarias para restaurar la calidad y efectividad de la educación y lograr mejorar la educación en el ámbito mundial. Es una corporación de servicio público sin ánimo de lucro y secular (no es religioso ni pertenece a una iglesia) cuyo propósito es mejorar la educación en el ámbito mundial. Su oficina central está en San Luis, Misuri, Estados Unidos. Cuenta con al menos medio centenar de oficinas afiliadas en diferentes países, incluyendo EE.UU., Canadá, México, Inglaterra, Dinamarca, Suecia, Alemania, Austria y España, entre otras. Solo en Europa, son más de 500 centros de Estudio y Colegios, entre los que destaca Greenfields School (www.greenfieldsschool.com).

Quiero transmitirle mi enhorabuena hacia Applied Scholastics Europa en su 30 aniversario. He tenido el privilegio de trabajar con ustedes en estos 30 años. Además de mi trabajo en la UNESCO, he sido director de un instituto durante 30 años. Siempre me ha importado el desarrollo individual de cada estudiante. He trabajado codo con codo con miembros de la familia real sueca en el campo de la educación. Por todo ello queda claro que el desarollo de la educación es importante para mí y, los niños deben recibirla teniendo en cuenta sus condiciones personales. Cuando llegué a Applied Scholastics, me sentí muy interesado y encontré un método moderno y que se encuentra en consonancia con el desarrollo del educador de la UNESCO John Amos Comenius sobre quien se desarolla a su vez la ideología de la UNESCO. He observado de forma directa la tecnología en los colegios. Se basa en las necesidades individuales de cada alumno y no en una cantidad de estudiantes convertidos en máquinas de aprobar. He visto estudiantes que han aprendido a su manera y que pueden usar lo que han aprendido. Cómo educador me gusta validar mis observaciones a través de la búsqueda y el análisis. Personalmente he profundizado en el método de L. Ron Hubbard.

Los materiales de Applied Scholastics son excepcionales y cada profesor, cada estudiante y cada escuela reciben sus beneficios. Toda Europa necesita estas herramientas educacionales. Applied Scholastics es pionera con este método revolucionario alrededor del mundo y se ha convertido en un gran movimiento en muy poco tiempo. Es un honor haber sido parte de Applied Scholastics durante los últimos 30 años. Estáis revolucionando el campo de la educación”. Bertil Persson | Miembro de la Real Sociedad para el Fomento de las Artes Canciller Nacional de la Asociación Internacional de Educadores para la Paz del Mundo (UNESCO).

 

Autoría: Rogelio López Garrido, Educador especializado en enseñar a Aprender Cómo Estudiar www.rogeliolopezgarrido.com