Jon Snow, qué guapo eres [reseña sandunguera con spoilers 7×06]

Es guapo esférico, se mire por donde se mire.

1704
guapíssssssssssssssimo. HBO

El mundo se ha parado. Hace unos años, Hugo Silva salió diciendo «yogurazo» por la tele y por poco se acaba el planeta. Hace unas horas, Kit Harrington salía por la nueva televisión de pago diciendo «Dany». Se escuchó el tic, pero jamás pudimos escuchar el tac. La séptima temporada de Juego de Tronos nos está dejando momentazos apasionantes, este será recordado.

Y es que, qué guapo es. Guapo, guapo, el tío. Otra cosa no, pero guapo… Como actor le tengo ciertas reticencias, ahora, como guapo, ninguna. ¿Guapo? Guapísimo. Se han descubierto yacimientos arqueológicos en los abdominales de ese tío. Y como es el guapo, se está juntando con la guapa. Y además de guapa, con tierras. Tiene unos dragones que se cruzan poniente antes que un Boing pochocientos siete de esos que tiene el ejército del aire. ¿Guapa? Guapísima.

Por cierto, ¿Cómo se consiguen semejantes cadenas más allá de muro? ¿Ferreterías La Fresquita? ¿Cadenas El Polo tiene allí una sucursal? ¿Eso cómo va, por franquicias?

Y Tyrion diciendo «¡no vayas!» y la otra, «que si que voy». Y Tyrion, «¡por favor, no vayas!». Y Dany, «que si que voy que pa eso so y la Reina, hombre ya, tol día diciendo lo que tengo que hacer y lo que no y venga consejo p’arriba y venga consejo p’abajo, hasta el mismísimo me tenéis ya todo el mundo. Me voy a rescatar a mi maromo. »

Y luego pasa lo que pasa. Más allá del muro hay gente que toma poco el Sol, menos que yo, y ya es decir. Y que tiene unas cadenas que ni pa Dios. Total, que el jefe de aquella gente es campeón olímpico de jabalina. Y coge el tío y zasca. Pum. Y dile algo. Y como tiene unas cadenas tremedas, coge, saca al dragón y, hala, pa él.

Ese hombre lo que tiene es un desguace.

Y luego está Meñique, que es que es malo, malo. Qué malas ideas. Y Arya, que tiene unas cosas también… ¿Que se me está quedando a mí un poco raro el rollito que trae? Sí. ¿Que me parece a mi que esa niña lo que necesita es un abrazo y una pandilla guasona para tomarse un mirinda limón por las tardes? También. Pero lo que es innegable es que Sansa ha sido toda la vida una niña un poco así. Que son cosas de la chavalería y de ser milennial y yo lo entiendo, pero que es un poco así.

Pero bueno, sobre todo y más que nada, qué guapo es Jon Snow. Que se pega el tío con quien haga falta, que le hunden en agua helada y el tío sale y coge la espada y venga caminante p’arriba, y venga caminante p’abajo, y dale ahí con la espada. Y ahora ese tío Benjen que llega y pum, tercera o cuarta vez que llega ese hombre no se sabe cómo ni por qué justo en el momento y zasca, to por delante. Ese hombre tiene que ser para invitarlo tú a una boda, vamos. El típico que el camarero se queda sin nada en la barra libre y no se sabe cómo coge el tío y aparece con tres cubatas por derecho.

Todo el capítulo ha sido poco creíble, es verdad, porque en condiciones normales se hubiera muerto hasta el apuntador. Pero, como se dice en mi barrio: Illo, qué guapo.