Hospital Materno Infantil de Málaga realiza en 2015 el mayor número de cirugías extracorpóreas pediátricas de su historia

1434
Andalucía al Día, cirugía cardíaca

La sección de Cirugía Cardiaca Infantil –integrada en la Unidad de Gestión Clínica de Corazón y Patología Vascular del Hospital Regional Universitario de Málaga– ha logrado realizar el mayor número de cirugías extracorpóreas pediátricas en la historia del Hospital Materno Infantil. En concreto, el pasado año se llevaron a cabo 156 procedimientos quirúrgicos a 135 menores de los cuales 102 (65%) fueron cirugías extracorpóreas, donde es necesario detener el latido del corazón y utilizar un equipo que se encarga de la circulación extracorpórea.

Asimismo, 2015 también fue el año que más actividad quirúrgica ha realizado la Unidad, en su histórico, con 156 intervenciones, ya que algunos menores precisaron más de una intervención para la resolución definitiva de su patología. Del total de menores intervenidos, el 19% eran recién nacidos menores de un mes, el 2% lactantes y el resto, el 54%, mayores de 1 año.

Además, el 8% de los pacientes intervenidos fueron neonatos con un peso inferior a 1,5 kilogramos, a los que se intervino para cerrar un orificio, denominado ductus arterioso persistente (vaso que comunica la aorta con la atería pulmonar), que debido a la prematuridad no ha llegado a cerrarse.

Por otro lado, el 92% de los 135 pacientes intervenidos presentaban una cardiopatía congénita. Entre las cardiopatías congénitas, que precisan tratamiento quirúrgico con cirugía extracorpórea para su resolución, la más frecuente es la persistencia de comunicación entre las aurículas del corazón; en segundo lugar, la tetralogía de Fallot, una anomalía en la estructura del corazón con presencia de cuatro malformaciones; y por último, la transposición de grandes vasos, que precisa para su resolución de una cirugía de alta complejidad que hay que abordar de forma precoz, en etapa neonatal, pues la severa malformación compromete la vida.

En los últimos tres años se ha mantenido un incremento cuantitativo de la actividad en cirugía extracorpórea –hasta alcanzar la cifra de 102 en el año 2015- manteniendo el mismo nivel de complejidad, desde la cirugía para resolver una comunicación entre las aurículas del corazón –relativamente sencilla-, hasta la cirugía neonatal más compleja que se puede llevar a cabo en la actualidad.

En la misma línea, la tasa de mortalidad está por debajo del 2% (la mortalidad deseable global para un centro de referencia en cirugía cardiovascular infantil debe de estar por debajo de un 5%) lo cual corrobora el nivel de excelencia y eficacia del equipo multidisciplinar implicado en la atención a estos pacientes.

Para el jefe de sección de Cirugía Cardiovascular Pediátrica, Enrique Ruíz, “estos excelentes resultados son debidos al buen trabajo en equipo e interacción entre profesionales de Anestesia Pediátrica, Cardiología Pediátrica, Intensivos Pediátricos, Neonatología, y el equipo de Enfermería de estas áreas, donde destacan los perfusionistas en su trabajo dentro del quirófano”.

Asimismo, el pasado año se utilizó por primera vez una réplica en 3D del corazón de un paciente, obtenida a través de una resonancia realizada con un material sintético que ayuda al cirujano a elegir el tipo de técnica quirúrgica que empleará en la intervención. Esta incorporación tecnológica se aplica solo en casos muy seleccionados y forma parte de un estudio que lidera el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.