I Premio ‘Compás de Sevilla’ a los creadores del ‘microclima’ de la Expo’92

La sociedad civil sevillana reconoce a Jaime López de Asiaín, Valeriano Ruíz y Ramón Velázquez por su legado a Sevilla.

947
Andalucía al Día, I PREMIO COMPÁS DE SEVILLA
I Premio Compás de Sevilla (Imagen Fernando Rodríguez Marmolejo)

La Red Sevilla por el Clima, asociación ciudadana de profesionales independientes que ha conseguido que el pleno del Ayuntamiento de Sevilla apruebe por unanimidad apoyar la candidatura de nuestra ciudad a ‘Capital Verde Europea’, ha otorgado hoy su primer galardón ‘COMPÁS DE SEVILLA’ al diseño del microclima y a los profesionales que convirtieron a Sevilla en referente mundial de bioclimatismo urbano.

El acto, que se ha celebrado con la sorprendente e icónica escenografía de la Portada de la Feria de Abril de este año inspirada en elementos claves de la Expo’92, ha tenido una gran acogida en un escenario que no ha dejado indiferente a nadie.

Entre los asistentes, se encontraban destacados miembros de la Red Sevilla por el Clima, así como representantes de colectivos de la capital y de la provincia como ADTA, Entre Adoquines o AEPEIS. Además, han asistido prestigiosos profesionales de diversos campos como el ingeniero Manuel Silva, el geógrafo y antropólogo Eduardo Díaz-Recasens y numerosos familiares de los galardonados.

Con motivo del 25 aniversario del hito que situó a Sevilla en la élite de la investigación científica aplicada, con el diseño del bioclimatismo de la Expo´92, más conocido como ‘Microclima’, la Red Sevilla por el Clima siente que es su obligación, y la de toda la ciudad, reconocer y agradecer con sumo cariño en esta fecha histórica la labor de los insignes profesionales y honorables profesores, ya jubilados, Jaime López de Asiaín Martín, Valeriano Ruíz Hernández y Ramón Velázquez Vila, como creadores y artífices del legado científico, tecnológico y ambiental más importante de la Exposición Universal de Sevilla.

El diseño de los espacios, el uso masivo de la vegetación, las pérgolas, el agua micronizada, la buena sombra o la refrigeración mediante agua bruta de los pabellones, entre otros aspectos; consiguieron bajar hasta cerca de diez grados la temperatura media de la Isla de la Cartuja con respecto al resto del casco urbano de Sevilla, suponiendo un gran avance en el manejo de las condiciones climáticas del recinto expositivo.

Aunque lamentablemente no tuvieron continuidad en su uso masivo en el resto de la ciudad, fueron considerados como modelos, aplicándose posteriormente en distintas ciudades del mundo. Con ello se ha demostrado que, con inteligencia, creatividad y decisión, es posible aumentar la habitabilidad, el confort y el atractivo de nuestra ciudad, aún en las duras condiciones del verano sevillano.

El impacto que las altas temperaturas ocasionan históricamente en la capital hispalense, cuyas previsiones se agravan con el tiempo como consecuencia del cambio climático, afectan impunemente a la calidad de vida de los sevillanos. Circunstancia que hace más vigente la necesidad de utilizar el conocimiento científico-tecnológico y buen hacer de este grupo de científicos al que tanto le debemos por su contribución a mejorar el medio ambiente urbano.

La Red Sevilla por el Clima ha querido compartir la responsabilidad de este momento con la ciudadanía, sus agentes políticos, económicos y sociales invitándoles a sumarse a este reconocimiento.