Inaugurada la muestra de los dos grandes Murillos restaurados por el IAPH

Los dos lienzos del pintor sevillano recuperados por el IAPH con la colaboración de la Obra Social La Caixa son ‘Moisés haciendo brotar el agua de la roca de Horeb’ y el ‘Milagro de la multiplicación de los panes y los peces’

39
Murillos restaurados IAPH

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha inaugurado este miércoles en el Hospital de La Caridad de Sevilla la exposición ‘Murillo cercano. Miradas cruzadas’, que muestra dos cuadros de Bartolomé Esteban Murillo (‘Moisés haciendo brotar el agua de la roca de Horeb’ y el ‘Milagro de la multiplicación de los panes y los peces’) tras su restauración por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH). Díaz, que ha estado acompañada del alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz; el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez; y el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha declarado que “con iniciativas como la que hoy inauguramos estamos convencidos de que vamos a superar las previsiones tan positivas que teníamos en un principio”.

La investigación y restauración de estos dos cuadros, ambos Bienes de Interés Cultural, han sido posibles gracias a un convenio firmado por la Consejería de Cultura, la Fundación bancaria La Caixa y la Hermandad de la Caridad. La intervención ha supuesto una inversión total de 240.026 euros, de los cuales 131.837 han sido aportados por la Fundación bancaria La Caixa, 93.189 euros del IAPH (dependiente de la Consejería de Cultura) y 15.000 de la Hermandad de la Caridad.

Los lienzos podrán verse desde el 31 de marzo en la Sala de Exposiciones Temporales del Hospital de la Santa Caridad de Sevilla con una particularidad: la exposición mostrará las obras restauradas como nunca han sido expuestas. Y es que Murillo las proyectó para su colocación a seis metros de altura en los muros del presbiterio de la Iglesia de la Caridad, donde se encontraban hasta su restauración, y ahora será posible la contemplación a la altura de la visión humana de sus extraordinarios detalles artísticos.

La intervención sobre estos dos lienzos en los talleres del IAPH, que se ha prolongado durante un año, ha contado con un programa de visitas guiadas, concertadas y gratuitas, por el que pasaron casi 5.000 personas y con el que se ha pretendido acercar la restauración de los dos lienzos al público y mejorar la conciencia colectiva de la conservación y preservación del patrimonio histórico.

Los dos cuadros, ambos de iguales dimensiones (333 x 550 centímetros aproximadamente), son óleos sobre lienzo con marco de madera tallada y dorada. La intervención del IAPH ha permitido mejorar la apreciación e interpretación formal de las obras, logrando un resultado estético acorde a su gran valor patrimonial y sus características materiales. Así, se ha actuado sobre los elementos degradados realizando acciones curativas, incidiendo en las causas del problema más que en los efectos y limitando la actuación al mínimo, para garantizar su seguridad y perdurabilidad.

Las restauradoras del IAPH, Rocío Magdaleno y Lourdes Núñez, que han trabajado nueve meses en las obras, han señalado que “la investigación ha ocupado un lugar muy importante en el proyecto” y que se han analizado todos los cuadros para conocer la paleta del pintor. “La intervención ha significado recuperar la luz, el color, el espacio y la atmósfera de Murillo, que con sus pinceladas consigue una composición magnífica”, ha apuntado Magdaleno, y su compañera ha recalcado el atrevimiento del maestro a la hora de aplicar los colores y ha añadido que “nos encontramos ante una ocasión única porque los dos cuadros, que son totalmente diferentes, están hechos para ser vistos desde una distancia y ahora tenemos la oportunidad de verlos a la altura de los ojos”.

La restauración de los lienzos coincide con la celebración del Año Murillo, que conmemora el cuarto centenario del nacimiento del pintor sevillano, y con el ciclo de conferencias “Murillo y la Caridad” que acoge desde este mes y hasta mediados de mayo CaixaForum Sevilla. La cita pretende difundir la espiritualidad, iconografía, significado y contexto de ambas obras así como el proceso de restauración al que han sido sometidas.

En el marco de la celebración del Año Murillo, este ciclo está organizando por la Obra Social La Caixa en colaboración con la Hermandad de la Santa Caridad de Sevilla y el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.

En el primero de los tres encuentros, celebrado el pasado 15 de marzo, el público tuvo la oportunidad de escuchar a Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla, hablar sobre el patrimonio religioso y el compromiso del pintor con la vida cristiana; y en las dos sesiones siguientes podrá escuchar a Benito Navarrete Prieto, profesor de la Universidad de Alcalá de Henares y uno de los comisarios de Año Murillo, desvelando la correlación entre la iconografía de Murillo y el ideario de Miguel Maraña, fundador de la Santa Caridad; y a Rocío Magdaleno Granja, Lourdes Núñez Casares y María Teresa Real Palma, restauradoras de Bienes Culturales del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, que nos hablarán del proceso de restauración de las obras.