El Instituto Josep Carreras revela la efectividad de un nuevo tratamiento en leucemia linfoblástica aguda

Este descubrimiento representa un importante paso en la mejora del pronóstico de pacientes adultos con LLA, un tipo de leucemia que representa, en los adultos, 30 nuevos casos por millón de habitantes y año en España.

760

El Dr. Josep Maria Ribera, jefe del Servicio de Hematología del ICO Badalona (Germans Trias i Pujol) y director del grupo de investigación en LLA del IJC, ha participado en el trabajo «Blinatumomab versus Chemotherapy for Advanced Acute Lymphoblastic Leukemia» publicado en el The New England Journal of Medicine.

En este estudio, llamado TOWER, se ha demostrado que el blinatumomab aumenta la supervivencia de los pacientes adultos con leucemia aguda linfoblástica de precursores B de alto riesgo en recidiva o refractaria, en comparación con el tratamiento estándar de quimioterapia.

Los resultados de este estudio comparativo directo han demostrado que el anticuerpo monoclonal blinatumomab casi duplica la media de la supervivencia. Los pacientes que recibieron blinatumomab también presentaron una tasa de respuestas completas más elevada que los tratados con quimioterapia convencional de rescate. Estas respuestas fueron, además, de mejor calidad, ya que la enfermedad residual se negativiza con mayor frecuencia en los pacientes tratados con blinatumomab.

Para el Dr. Ribera, los resultados del estudio TOWER son la primera evidencia de que blinatumomab funciona mejor que la quimioterapia en pacientes con LLA en situación de recaída. Esta noticia es muy alentadora ya que supone un paso más en la mejora del pronóstico de los pacientes con LLA que recaen. Hay que decir que después del tratamiento con blinatumomab, a los enfermos se les debe hacer un trasplante de progenitores hematopoyéticos para completar el tratamiento de su recaída.

El Dr. Ribera puntualiza que, actualmente, hay otros estudios en marcha dirigidos a evaluar la utilidad del blinatumomab en pacientes con LLA antes de que recaigan, en un intento de evitar esta grave complicación.

De hecho, en su opinión, en un futuro, el lugar que ocuparía el blinatumomab sería el de formar parte del tratamiento inicial de la LLA, combinado con quimioterapia.

En la actualidad se dispone del fármaco en España en un programa de uso compasivo y se encuentra en fase de negociación con el Ministerio de Sanidad para su inclusión como fármaco autorizado.

La leucemia linfoblástica aguda en adultos

La leucemia linfoblástica aguda (también denominada leucemia linfoide aguda o LLA) es un tipo de cáncer de la sangre en el que, por causas desconocidas, se producen cantidades excesivas de linfocitos inmaduros (linfoblastos). Las células cancerosas se multiplican rápidamente y desplazan las células normales de la médula ósea, el tejido blando del centro de los huesos donde se forman las células sanguíneas.

En condiciones normales los linfocitos se producen en la médula ósea y en otros órganos del sistema linfático (timo, ganglios, bazo), y son los encargados de nuestra defensa porque son capaces de atacar, directamente o a través de la producción de unas sustancias denominadas anticuerpos, todo agente que invada o célula anómala que se produzca en nuestro organismo. En la LLA, los linfoblastos (precursores de los linfocitos) se fabrican en cantidades excesivas y no maduran. Estos linfocitos inmaduros invaden la sangre, la médula ósea y los tejidos linfáticos, de manera que se inflaman. También pueden invadir otros órganos, como los testículos o el sistema nervioso central.

Si bien la LLA suele afectar predominantemente niños, no es infrecuente observarla en adolescentes y adultos jóvenes. En adultos, este tipo de leucemia predomina en los jóvenes de sexo masculino (edad media entre 25 y 30 años). Tan sólo un 10-15% de los pacientes superan los 50 años. En España, la incidencia anual de LLA en adultos es de 30 nuevos casos por millón de habitantes y año.