¿Cómo irá vestida la Virgen del Rosario a recoger la Medalla de la ciudad?

Chanel, con un vestido de corte sobrio y, no obstante, escotado, es la firma con más posibilidades.

623
José María González, Alcalde de Cádiz. Europa Press.

El convento de Nuestra Señora del Rosario y Santo Domingo, Cádiz, amanece tan jubiloso como siempre. Rápidamente llega una noticia desde el Consistorio. Cual si fuera la Final del Falla, ha sucedido: “En la Ciudad de Cádiz…”

El Ayuntamiento de Cádiz concede la Medalla de Oro de la Ciudad a La Virgen del Rosario, no sin destapar cierta polémica. En primer lugar, Alberto Garzón declaraba a Europa Press que “No soy fan de las medallas y menos a seres inanimados”. Del mismo modo, resulta extraño (dados los tweets de Pablo Iglesias sobre un hecho análogo) que el consistorio liderado por la marca gaditana de Podemos haya sacado adelante esta moción, más teniendo en cuenta que ha contado con el PSOE.

Pero si algo hay común a toda la política mundial es el cuento chino de que un día alguien diga una cosa y al día siguiente alguien de su partido haga justo la contraria, por lo que no tiene mayor interés. Lo que verdaderamente nos interesa hoy, lo que nos ha puesto a escribir, el rollo del meollo, es lo siguiente:

¿cómo irá vestida la Virgen a la ceremonia de entrega de la Medalla?

Poco se sabe, no obstante, sí ha habido declaraciones angelicales en torno al estilo de la Virgen, que se define “muy de Kate Middleton, para que os hagáis una idea, aunque tampoco dice que no al rollito Jackie Kennedy”.

Se habla por las Calles de la Viña acerca de que Nuestra Señora podría ir vestida con un vestido de Chanel. La firma francesa podría haberle propuesto a su Santísma Gracia acudir a la ceremonia con un vestido en tonos bermellones, de corte sobrio y, no obstante, escotado; refrendado el atuendo, a su vez, con una joyería estilo años cincuenta (tan de moda en París) que realce su cuello.

También se especula desde la Alemania católica (por supuesto, herejes nunca) con la posibilidad de que Karl Lagerfeld haya diseñado ya un vestido para la ocasión. Siguiendo su linea, el vestido confeccionado por el diseñador hamburgués podría ser de caída ligera y, en palabras del propio diseñador, “estampa voleona”. En este caso, La Purísima iría sin joyería (si acaso algún anillo y los pendientes), pero marcaría la diferencia un peinado recogido.

Por último, desde Milán nos han llegado informaciones de que la firma Armani pudo haber llegado a un principio de acuerdo para vestir a la Patrona de la Tacita de Plata, siendo éste desechado por ser el diseño demasiado provocativo, lo cual, como ustedes pueden imaginarse, no ha lugar.

Como no podía ser de otra manera, desde la Conferencia Episcopal se ha hecho mutis por el foro, entiendo que, si bien se ven con derecho de opinar sobre todas las cosas que suceden en el mundo de los mortales y, más en concreto, sobre todas las cosas que suceden en torno a las mujeres, sobre esta mujer en concreto han omitido emitir un veredicto o sentencia, puesto que, según el Portavoz de la Iglesia Española, “para algo es la jefa, mirusté”.