José Luis Escrivá: “Existe todavía un déficit de credibilidad en las finanzas públicas españolas”

626
Andalucía al Día, José Luis Escrivá
Foto Europa Press

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, manifestó hoy en una conferencia en Fedea que “existe todavía un déficit de credibilidad en las finanzas públicas española” y agregó que, entre otras medidas, “necesitamos un plan presupuestario realista y creíble a medio plazo y hay que seguir avanzando en el reforzamiento del marco fiscal nacional”.

El mantenimiento de una prima de riesgo similar a la de Italia -cuando España tiene menos deuda, mayor margen de ingresos y una economía más dinámica- es un síntoma de esta falta de credibilidad, explicó el presidente de la AIReF.

José Luis Escrivá analizó, en este sentido, las razones por las que existe este déficit de credibilidad fiscal y señaló que ello se debe tanto a razones del pasado como a las perspectivas sobre el futuro.

Respecto al peso del pasado, se refirió a la falta de credibilidad provocada por “la ausencia de un historial de superávits primarios suficientes para conseguir una deuda sostenible”, por un lado, y a “la dinámica expansiva de la Deuda Pública desde el inicio de la crisis, a pesar del esfuerzo realizado en el periodo 2009-2015 en un contexto económico muy difícil”.

Para converger con el límite máximo marcado por la UE (60% del PIB), explicó, es preciso alcanzar superávits primarios (alrededor del 2,5% del PIB) mejores de los observados históricamente porque de otra forma, se corre el riesgo de posponer sine die el logro de ese objetivo.

En relación al futuro, según José Luis Escrivá, son dos las razones fundamentales que lastran la credibilidad de España en materia fiscal: “falta de realismo y concreción de los planes presupuestarios a medio plazo y debilidades institucionales de disciplina fiscal”.

En este sentido, dijo, “las estimaciones realizadas en un escenario sin cambios normativos muestran un déficit estructural en torno al 2,5% del PIB en 2018, un porcentaje superior al recogido en el actual Programa de Estabilidad”.

Según Escrivá, el Programa de Estabilidad vigente es conservador en ingresos y muy exigente en materia de gastos.

Recomendaciones

El escenario sin cambios recoge la posibilidad de mejorar los ingresos, pero con menos márgenes en las políticas de prestaciones sociales y las que afectan el consumo público.
Por otra parte, dijo, el nivel de inversiones ha caído hasta situarse por debajo de la media de los países de la Zona Euro.

El análisis del empleo público, resultado de un estudio en elaboración de la AIReF, recoge una elevada relación con la población, con un ratio por 1.000 habitantes muy similar en los años 2004 y 2014, explicó.

En base a este análisis, José Luis Escrivá señaló que “es necesario disponer de un plan presupuestario a medio plazo realista y creíble para cerrar la brecha fiscal estructural de alrededor de 2,5 puntos del PIB”

Y en dicho plan, dijo, hay que prestar una “especial dedicación a los sectores con problemas más evidentes: el Componente contributivo de la Seguridad Social y las Comunidades Autónomas con mayores desviaciones sobre el objetivo”.

Además, agregó, hay que “seguir avanzando en el reforzamiento del marco institucional nacional de las finanzas públicas (“national ownership” del “Fiscal Compact”)”.