José María del Castillo estrena Líbera en Sevilla

1116
Andalucía al Día, LÍBERA de José María del Castillo

Líbera, de José María del Castillo, es una obra donde a partir de una estructura clásica de tragedia griega, se hace un planteamiento contemporáneo a nivel temático. “Me parecía un contraste muy bueno en el que también se hace un guiño a que cualquier situación actual, no es actual, sino que es afín a cualquier época. Esto es así porque en la obra se habla de corrupción, política, justicia, familia, religión, creencias, sexo, etc. Temas atemporales adaptados a una propuesta y una dramaturgia clásica”.

A través de Líbera podremos saber qué se siente al salir o huir de eso que llamamos “zona de confort”, que no es más que la búsqueda de nosotros mismos dirigiendo nuestra atención hacia nuestro propio mundo interior, una exploración arriesgada pero también valiente de los abismos y vericuetos de nuestra alma.

Andalucía al Día, LÍBERA de José María del Castillo“En Líbera reivindicamos el derecho a ser uno mismo, con lo bueno y con lo malo. Es poner sobre la mesa que la gente sea auténtica y que tenga la libertad de poder decidir, porque hay mucha gente que quiere y no puede hacerlo. Con Líbera buscamos romper todas esas barreras”.

¿Qué le pasa a la protagonista cuándo decide romper con todo y enfrentarse a ella misma, a sus miedos y a todo lo que le rodea? Para contestar a esa pregunta os recomendamos ir a ver la obra y dejaros llevar por esos personajes con los que nos sentiremos identificados, tanto en las alegrías como en sus miserias, en esa especie de efecto liberador que la trama sugiere, suscita y plantea a través de voces distintas.

“La clave está en que mucha gente, cuando va a ver un espectáculo, lo bueno es que se identifique con lo que está pasando. En la vida real no queremos vernos reflejados en las miserias humanas, por eso cuando vamos al teatro se produce una catarsis, porque ahí sí se ve uno reflejado en lo que está pasando, te sientes identificado”.

En esa búsqueda personal e individual quizás cabe preguntarse si están en riesgo los valores universales. Tal vez sí o tal vez no, todo depende, como se suele decir, del cristal con que se mire. “Cuando hablamos del concepto de familia, en el caso de Líbera por ejemplo, se habla de opresión, de las ganas de ser uno mismo y de equivocarnos, porque muchas veces la familia quiere llevarnos hacia el camino que ellos creen que es el mejor -obviamente todas las familias siempre quieren lo mejor para los suyos-,pero no se dan cuenta de que hay que equivocarse. Todos debemos tener el derecho de equivocarnos y de aprender, eso es universal, es lo que ha pasado en cualquier época y en cualquier cultura, y eso es lo que plantemos en la obra, con otros temas como los tabús del sexo, que en definitiva, son temas actuales pero al mismo tiempo generales”.

Andalucía al Día, LÍBERA de José María del CastilloLlama la atención que una de las premisas para los actores, en esta obra, era no conocer el texto de Líbera hasta estar muy adentrados en el trabajo. Algo que ha resultado enriquecedor, al mismo tiempo que revelador, en el resultado final. “Todo surgió como un laboratorio de varios meses. Los actores se prestaron a un proceso de investigación en la búsqueda de nuevas técnicas: canto, expresión corporal, danzas orientales, máscaras, mimo, marionetas… Muchos elementos mezclados y mucha disciplina. Yo quería que los actores estuvieran libres a la hora de enfrentarse a este trabajo. Así que les iba contando pequeñas cosas de la obra. Por ejemplo, trabajábamos una escena sin conocer a los personajes, y ellos interpretaban dichos personajes sin importar el sexo, porque el mensaje iba más allá de dicho concepto, no había condicionantes. La verdad es que cómo no conocían nada, estaban libres a la hora de proponer y jugar con ese texto”.

Asegura José María del Castillo, que el ensamblaje final de la obra no fue nada fácil. “Ha sido complicado, pero cuándo ya les hice partícipes de lo que quería, pasamos a resolver dudas y comenzar a unir todas las piezas. Y es en ese momento cuando empieza todo a cobrar sentido. La obra tiene música en directo, hay partes de expresión corporal, otras con marionetas, disciplinas que no todo el mundo domina. Es fácil trabajar por escenas, trabajar cosas sueltas, la unión de todo en una dramaturgia es lo dificultoso”.

El director hace hincapié en el compromiso del equipo de actores. “Han estado todos muy volcados en el proyecto. Los que no sabían algo, entre ellos, se ayudaban. Hay gente que domina más el texto, gente que domina más la canción, gente que domina más el cuerpo… Lo cierto es, que se ha creado un grupo muy bonito, y el resultado es algo que a pesar de ser una amalgama de circunstancias y disciplinas, ha quedado muy compacto”.

Para estas funciones en Sevilla -que tendrán lugar del 13 al 15 de enero en la Sala Imperdible – se contará de forma extraordinaria con la presencia de la cantante flamenca Patricia Caro. Un verdadero lujo como confiesa el director. “Es una cantaora alucinante. Le planteé hacer una colaboración especial estos tres días en Sevilla. Nos conocemos hace tiempo y me dijo que le apetecía muchísimo”.

La canción (‘Niña dónde vas’), compuesta por el mismo Castillo, será interpretada “en un momento dramático” donde la artista aparecerá acompañada tan solo por un violoncello. “Yo soy de Sevilla y tengo más arriagado el flamenco por mis raíces, pero independientemente de eso, considero que con la música se transmite mucho, y a veces llega dónde la palabra no puede hacerlo, o le cuesta más. Con el flamenco, en concreto, la voz de Patricia tiene como ‘alma’, un desgarro y una cosa especial difícil de definir. Lo cual le viene fantásticamente a Líbera porque conecta con ese punto visceral y ‘de entrañas’ del momento de la protagonista”.

Líbera se estrena en Sevilla tras su preestreno en la capital madrileña, y probablemente la veremos rodar por otros festivales a lo largo de 2017. Los pases comienzan hoy viernes y mañana sábado a las 21.00h y el domingo a las 20.00h, en el Teatro Duque-La Imperdible de la capital sevillana.