La Alameda Principal y el Puente de Tetuán ocupadas por las obras de ejecución del metro

Los primeros trabajos consisten en la instalación del recinto de obra, excavaciones arqueológicas, demolición de pavimentos y del mobiliario urbano

496
Andalucía al Día, obras metro Málaga

La Unión Temporal Empresas (UTE) Atarazanas, que ejecuta el trazado entre Guadalmedina y Atarazanas del Metro de Málaga, ha efectuado hoy la ocupación de este tramo, correspondiente al lateral norte del eje entre El Puente de Tetuán y la confluencia de la Alameda Principal con la calle Puerta del Mar, para ejecutar la obra de infraestructura, vía y urbanización, una vez implantados los desvíos alternativos de tráfico que requerían la disposición de dicho viario, en el centro histórico y turístico de la capital.

Las primeras labores han consistido en la instalación del cerramiento de obra que delimita este tramo, es decir, tanto en el tablero norte del Puente de Tetuán como en la calzada norte de la Alameda Principal, hasta la intersección con Puerta del Mar, lugar donde concluirá el recinto de muros pantallas de la futura estación Atarazanas.

Una vez colocado el cerramiento de obra, los operarios han iniciado los trabajos de control de movimiento de tierras por parte del equipo de arqueología, consistente en excavaciones a una cota superficial hasta la ubicación de las estructuras del Fuerte de San Lorenzo. Hasta la fecha en la zona del recinto de obra se han encontrado restos de las vías y traviesas del antiguo tranvía de Málaga (el basamento, concretamente), desmantelado en 1961 y que la Junta de Andalucía pondrá en valor, dado los vínculos entre ambos sistemas de transporte (antiguo tranvía y el suburbano).

Igualmente se están efectuando demoliciones del pavimento, tanto en el tablero norte del Puente de Tetuán como en la calzada norte de la Alameda Principal. Los operarios de la UTE Atarazanas han comenzado también las labores de retirada y desmontaje del mobiliario urbano en esta zona de la Alameda Principal ocupada por la obra, principalmente quioscos y marquesinas de la empresa municipal de transportes (EMT).

A partir de la próxima semana se iniciará también las labores de poda de los ficus ubicados en el lado norte de la Alameda Principal ocupada por la obra, que permitirán acometer la ejecución de las pantallas (muros que delimitan longitudinalmente el túnel y el recinto de la estación). Estas labores han sido coordinadas y supervisadas previamente con el Área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Málaga.

En estas primeras semanas y en el transcurso de la Navidad, en virtud del compromiso adquirido por la Junta de Andalucía, administración responsable de la obra del metro, con las asociaciones de vecinos y comerciantes, el acerado en este tramo de la Alameda Principal quedará prácticamente expedito, y se iniciarán los primeros trabajos asociados a las pantallas más próximos al lateral sur o mediana de la calzada de la Alameda, dejando para después de las fechas navideñas las pantallas longitudinales más próximas al acerado de la Alameda Principal.

Las labores de demolición del tablero norte del Puente del Tetuán se llevarán a cabo una vez se completen los desvíos de servicios afectados (redes de suministro, saneamientos y comunicaciones) que se desarrollan aún bajo dicha estructura.

Aun restan por implantar, el próximo martes 24, en coordinación con el Área de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga, los últimos desvíos de tráfico y nueva configuración del viario, pero ya en la zona de General Torrijos y Paseo del Parque.

El tramo Guadalmedina-Atarazanas del Metro de Málaga consta de 295 metros de longitud lineal bajo tierra, que discurren entre el Puente de Tetuán y la confluencia de la Alameda Principal con la calle Torregorda, donde se ubicará la estación Atarazanas, en el lateral norte de este eje neurálgico.

Este tramo, adjudicado en febrero por la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía por importe de 26,62 millones de euros y un plazo de 28 meses a la UTE Acciona-Sando, arrancó materialmente en mayo con las labores de servicios afectados, si bien previamente, en abril, dieron comienzo los trabajos de inspección técnica de los edificios radicados en la obra. Con posterioridad se han desarrollado los trabajos de acondicionamientos previos y señalización de los desvíos alternativos de tráfico, que se han implementado durante los meses de octubre y noviembre.

El Metro de Málaga se puso en servicio parcialmente el pasado 30 de julio, abarcando las líneas 1 y 2 hasta El Perchel-María Zambrano, que equivale el 81% de la red prevista. El 19% restante se corresponde al tramo en ejecución, entre El Perchel-Guadalmedina, y su prolongación hasta el centro histórico, hasta la estación Atarazanas, y hacia la zona norte de la ciudad, hasta al Hospital Civil.