La coctelera

177
Foto Europa Press

Llega un momento en que no sabes si merece la pena seguir escribiendo denunciando las barbaridades, las barrabasadas y las tropelías que se comenten a diario en este país, porque, por mucho que insistas, nadie hace nada, nadie escucha las quejas y todo se queda en el limbo de lo ignorado.

Me van a permitir que hoy trate varios temas, de manera rápida, casi pasando de puntillas, pero que no por ello son cosas para echar en la papelera de los desechos.

Escuchar de boca de un proindependentista que piensan a recurrir al Tribunal Constitucional (al de España, claro), para ejercer su “derecho” a la consulta en Cataluña sobre el abandono de su “país” al País, es algo que de entrada, sorprende. Dejémoslo ahí en la sorpresa. A continuación te planteas algunas cuestiones: si no aceptan estos independentistas catalanes la soberanía española, y por tanto tampoco aceptan las sentencias de los tribunales españoles, ¿cómo es que ahora se dirigen a un tribunal español para exigir un derecho que piensan que les corresponde “per sé”? Así, a bote pronto, parece una contradicción. Porque vamos a ver: si no reconocen la autoridad sobre sus decisiones de España, ¿cómo cuadra que reclamen a un tribunal español para que defiendan sus “derechos”? Claro que las entelequias nacionalistas-catalanistas-separatistas de las élites políticas de Cataluña son muy difíciles de entender para los ciudadanos de a pié.

Tampoco es muy de recibo que digan que exigen la independencia de “su” territorio y reciban con palmas, incienso y todo el boato al Rey de España y nada menos para conmemorar un acontecimiento también organizado por el Estado español: los 25 años de las olimpiadas celebradas, eso sí, en “territorio” catalán. Como dice el aserto castellano atribuido a don Quixote, “cosas veredes, amigo Sancho”. Quizás haya un motivo inconfesable por parte de los “nacionalistas”: salir en la foto, dando imagen de moderados y razonables, porque así pueden recoger votos y adeptos, los que las encuestas parece que dicen que van perdiendo, para la causa.

Daremos un salto a otro tema: la declaración del Presidente del Gobierno ante un tribunal de Justica. Como dato relevante, muy a tener en cuenta, es que es la primera vez que en nuestro país y en Europa se sienta en el banquillo un partido político acusado de corrupción. Al menos no tenemos conocimiento de que haya habido antecedentes en nuestro continente. No vamos a entrar en las declaraciones ante el órgano judicial, lo de siempre: “no me consta”, “no me he enterado”, “no era mi responsabilidad”… ¿Alguien puede creer que el Sr. Rajoy no se había enterado de los chanchullos del tesorero de su partido, del PP, EL Sr. Bárcenas? ¿Alguien puede dudar de que el Sr. Rajoy no dice toda la verdad sobre los sobres con dinero negro, los sobresueldos, que repartía el SR. Bárcenas? Según ha dicho por activa y por pasiva Luis Bárcenas, ante tribunales, medios de comunicación, policía y donde ha podido era habitual repartir sobre con dinero entre los miembros de la ejecutiva del PP.

También nos surge una duda: si el Sr. Bárcenas estuvo sentado al lado de don Mariano Rajoy durante años, ¿no sospechó don Mariano nunca que el comportamiento de su tesorero no se ajustaba a la legalidad? Mediante esas prácticas los que ponían la mano, miembros de la ejecutiva del PP en palabras de don Luis Bárcenas, dejaban de pagar lo que correspondía a Hacienda. O sea que defraudaban al Tesoro Público, el que ahora está en manos del ínclito y repudiado Montoro. Claro que si Bárcenas ha mentido… los señores de la ejecutiva del PP han mantenido una conducta intachable. ¡De las dudas de los ciudadanos desde luego no se libran! Por cierto que las declaraciones de otros testigos corroboran hasta el momento lo que decía Bárcenas: que parece que se repartían sobres en las reuniones de la ejecutiva conservadora. Puede que los sobres contuvieran recortes de periódicos, todo sea por aquello de la presunción de inocencia.

Y la traca final: El ex futbolista vasco Ángel María Villar detenido por todo lo más inconfesable y más turbio en relación con las perras. De momento está en la trena sin que el juez esté dispuesto a que salga ni pagando fianza por que teme que se destruyan pruebas o haya alguna que otra fuga, ¿quizás a Suiza?. También nos planteamos la duda: ¿por qué lo han permitido los gobiernos que se han sucedido durante 30 años? Han sido gobiernos de todos los colores, sobre todo de dos colores: PSOE y PP, porque a los interinos de la UCD no les dio tiempo ni a visitar la sede de la Federación Española de Futbol.

Cada vez más esta clase política, de la que se libran muy poquitos, estos politicastros, nos sacan los colores a los perplejos ciudadanos, cada vez nos dan más motivos para avergonzarnos de ser españoles por culpa de ellos.

Compartir
Escritor y Columnista en @AndaluciaalDia