La Consejería de Cultura inicia nuevas actuaciones relacionadas con fosas comunes en Sevilla y Córdoba

Los trabajos de recuperación de víctimas de la Guerra Civil comenzaron ayer en los municipios de Camas, Guadalcanal y Lucena

457
Foto Europa Press/ Junta de Andalucía

La Consejería de Cultura, a través de la Dirección General de Memoria Democrática, inició ayer los trabajos para la recuperación de víctimas de la guerra civil y la represión franquista en los municipios sevillanos de Camas y Guadalcanal, y en el cordobés de Lucena. En las tres intervenciones el trabajo será desarrollado por equipos técnicos de acreditada solvencia científica y amplia experiencia en intervenciones de este tipo, y vinculados además a las universidades públicas de Málaga, Sevilla y Granada. En las tres actuaciones, en caso de que sea posible técnicamente, se pretende culminar con una identificación genética de las víctimas.

En todos los casos los trabajos responden a la demanda de familiares, entidades memorialistas y ayuntamientos para llevar a cabo las intervenciones arqueológicas que permitan la recuperación de estas víctimas, y ha resultado también fundamental la participación y colaboración de los consistorios, que aportan el material de trabajo y señalamiento y vallado, maquinaria, operarios municipales y cesión de espacios para el trabajo de laboratorio. Todo ello cumpliendo con la política de colaboración entre administraciones sensibilizadas.

De la misma forma, y para el desarrollo de estas actuaciones han resultado fundamentales las investigaciones históricas desarrolladas para estos municipios, como en el caso de Arcángel Bédmar para Lucena, José María García Márquez o Ignacio Gómez para Guadal-canal, o Maribel Brenes y Andrés Fernández para Camas.

Las intervenciones iniciadas ayer forman parte de los 37 proyectos de actuación específica aprobados por el Comité Técnico de Coordinación adscrito a la dirección general de Memoria democrátiza, y ratificados a través de Orden de la Consejera de Cultura recientemente, y se suman a las que se están desarrollando actualmente, a nivel de estudio antropológico, en Marmolejo (Jaén), o Palomares del Río y Villaverde del Río (Sevilla).

Con el inicio de estos trabajos, la Junta de Andalucía da un nuevo paso importante en las políticas de Memoria que promueve desde hace más de 15 años, siendo la reparación a las víctimas y sus familiares uno de los pilares fundamentales de su compromiso. Así se establece también en la futura Ley de Memoria Democrática de Andalucía, actualmente en fase de tramitación parlamentaria, una norma que asume las recomendaciones de Naciones Unidas en relación al informe elaborado por su Comité de Desapariciones Forzadas.

Las intervenciones en fosas constituyen la esencia del trabajo desarrollado desde la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, y demuestran que la Comunidad Andaluza sigue a la vanguardia en el desarrollo de políticas públicas de Memoria encaminadas a la recuperación física de sus víctimas, su inhumación digna y en caso de ser posible su identificación genética, así como la reparación moral de sus familias.