La Diputación se suma al Pacto para el Clima y la Energía que congrega a 6.800 entidades locales de 54 países

466
Andalucía al Día, ciudades clima
Canilla de Albaida

La Diputación de Málaga se ha sumado al Pacto para el Clima y la Energía, una iniciativa de la Comisión Europea que congrega a 6.800 entidades locales de 54 países, entre ellas medio centenar de municipios de la provincia. La institución provincial ejercerá funciones de coordinador del Pacto para favorecer el desarrollo de planes de acción contra el cambio climático en los municipios de la provincia.

El Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía se puso en marcha en 2008 aunque recibió un nuevo impulso en octubre del año pasado. Agrupa a autoridades locales, provinciales y regionales con el compromiso voluntario de aplicar en sus territorios los objetivos climáticos y energéticos de la UE, entre ellos reducir las emisiones de CO2 en, al menos, un 40% de aquí a 2030 y adoptar un enfoque integral para abordar la atenuación del cambio climático y la adaptación a este.

El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, y el director del Mercado Interior de la Energía de la Comisión Europea, Klaus-Dieter Borchardt, en representación de la Dirección General de Energía de la Comisión, han suscrito un acuerdo, por el que la Diputación se convierte en coordinador del Pacto.

Los coordinadores son administraciones públicas que ejercen una función esencial para hacer llegar la iniciativa a las autoridades locales de sus respectivos territorios y facilitan a los firmantes la asistencia técnica, financiera, administrativa y política que necesitan para cumplir sus compromisos. En España, actualmente, 25 entidades actúan como coordinadores.

En este sentido, la Diputación de Málaga fomentará la adhesión de más municipios al Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía y, además, proporcionará ayuda técnica para el desarrollo y la implementación de planes de acción en los municipios firmantes del Pacto. Igualmente, apoyará la organización de eventos, como los días de la Energía, y colaborará con otros coordinadores del pacto en el ámbito andaluz.

Para traducir su compromiso político en medidas prácticas y proyectos, los firmantes del Pacto deberán preparar, en particular, un inventario de emisiones y una evaluación de riesgos y vulnerabilidades derivados del cambio climático.
Plan provincial de lucha contra el cambio climático

En este sentido, la Diputación de Málaga está trabajando en un plan de actuaciones para coordinar la lucha contra el cambio climático en la provincia que requiere la implicación de todas las administraciones y la participación activa de la ciudadanía. Las principales acciones se dirigirán a la repoblación forestal (la primera medida será la plantación de un millón de árboles a partir de octubre), la reducción del consumo de electricidad, la mejora de la movilidad y una adecuada gestión del agua y de los residuos.

El plan incluirá un conjunto de actuaciones sobre tres pilares básicos: la reducción de las emisiones de CO2 y la lucha contra la erosión; el aumento del uso de energías renovables y la mejora de la eficiencia energética.

En relación al primero de ellos, la lucha contra la erosión y la diminución de CO2, el objetivo general de la UE hasta 2020 es la reducción de un 20% de las emisiones respecto a 1990, y el objetivo que pretende lograrse en la provincia, siguiendo la Estrategia Energética Andaluza, es lograr una bajada del 30%.

Un segundo gran apartado es el de la eficiencia de los recursos, apostando por las energías renovables. El compromiso de la UE es alcanzar un 20% hasta 2025, y el reto es llegar en la provincia hasta un 25%.

Y el tercer pilar es la eficiencia energética, o lo que es lo mismo, conseguir un ahorro y un consumo más responsable en materia de agua y de residuos. La UE plantea un ahorro del 20% hasta 2020, y el objetivo provincial es alcanzar el 25%.