La excelencia más joven vuelve al CNIC

Ocho de los mejores estudiantes de bachillerato de España, con una media de 10, participan en el programa ACÉRCATE, que organiza el CNIC dentro de su Plan de Formación CNIC-Joven

1495
Andalucía al Día, Programa Acércate CNIC

Un año más, ocho de los mejores estudiantes de bachillerato de España, con una media de 10 en 1º y 2º de Bachillerato, han sido los afortunados receptores de una beca para el programa ACÉRCATE, que organiza el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) dentro de su Plan de Formación CNIC-Joven. El objetivo de este plan, una apuesta personal del director general del centro, Dr. Valentín Fuster, es “atraer y formar a los jóvenes más brillantes desde las edades más tempranas para crear una cantera de investigadores de excelencia en el campo de la investigación cardiovascular”.

La convocatoria, abierta a bachilleres de todo el territorio nacional, se ha resuelto este año a favor de dos alumnos de Andalucía y otros seis procedentes de la Comunidad Valenciana, Canarias, Cantabria, Cataluña, Comunidad de Madrid y Murcia. Incluyendo a los de este año, en total ya han participado en el programa 88 estudiantes, 35 son varones y 53 mujeres. En esta ocasión, los estudiantes Elena Párraga, Gonzalo Roig, Carla Alonso, Mónica Cacho, Ana Denia, Alberto Alonso, Celia Morales e Ignacio Tudela, además de participar en el día a día de un centro de excelencia en investigación como el CNIC, han podido compartir sus experiencias y sus dudas con los investigadores del centro, pero también con el Dr. Fuster, director del CNIC. El Dr. Fuster considera que empezar el programa de formación en etapas educativas tan tempranas es clave para atraer a los investigadores del futuro porque los jóvenes son el “futuro de la investigación en nuestro país”.

Durante los 15 días que están en el CNIC, los estudiantes realizan diversas actividades que les ayudan a entrar en contacto con la investigación, como prácticas de transgénesis, medicina comparada, proteómica, genómica o bioinformática, entre otras actividades. Además, el último día del programa, han de realizar una presentación para sus investigadores supervisores.

Además de estar en contacto con la tecnología más puntera y los experimentos más avanzados, el programa ACÉRCATE tiene una vertiente lúdica. Así, los chavales se alojan durante 15 días en un Colegio Mayor, anticipándose a lo que probablemente será su vida universitaria. Además, completan un programa de ocio que incluye visitas culturales y lúdicas.
Varios participantes en las ediciones anteriores de ACÉRCATE han regresado al CNIC a otros programas del Plan de Formación CNIC – Joven, en concreto al Cicerone y al Res@CNIC. Entre ellos se encuentra el canario Claudio Díaz, que participó en este programa en 2003, y para quien el programa resultó “una experiencia inolvidable y recomendable a todos los estudiantes especialmente interesados en la ciencia”. Dado que solo ha habido once promociones de ACÉRCATE es de esperar que esa cifra aumente con el tiempo y el objetivo del plan se cumpla.

Este programa es el que se dirige a la captación de talento más joven de todos los de formación que hay en el CNIC. El apoyo sostenido de la Fundación Pro CNIC es indispensable para que, año tras año, pueda seguir celebrándose y captando el talento desde la etapa más precoz. “Estamos muy satisfechos de este concepto que comenzamos hace ya 11 años”, añade el Dr. Fuster. Y, concluye, “así, si tienen ese ‘gusano’ de la investigación, les animamos a seguir adelante”.

Sobre CNIC

El Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), dirigido por el Dr. Valentín Fuster, tiene como misión potenciar la investigación cardiovascular y su traslación al paciente. Su actividad le ha merecido ser reconocido como uno de los ‘Centros de Excelencia Severo Ochoa’. El centro se financia mediante una fórmula pionera de colaboración público-privada entre Gobierno, a través del Instituto de Salud Carlos III, y la Fundación Pro CNIC que agrupa a 14 de las más importantes empresas españolas.