La falta de información principal escollo para vacunar frente a la enfermedad meningocócica

Más de 1.700 profesionales sanitarios asisten al webinar “Meningo Bien Protegidos” difundido a través de 36 sedes en toda España.

60

En España “somos afortunados, porque somos un país vacunador con buenas coberturas, sin embargo, el dinamismo de la producción científica en este sector, justifica la necesidad de la formación e información permanente, tanto de profesionales como de la población general”. Así lo explica el Dr. Antonio José Conejo, coordinador de Pediatría del Hospital Vithas Xanit Internacional, que ejerció como moderador durante el webinar “Meningo Bien Protegidos” al que asistieron más de 1.700 profesionales en 36 sedes de toda España, siete de ellas en Andalucía (Córdoba, Cádiz, Huelva, Sevilla, Málaga, Granada y Almería) para actualizar sus conocimientos sobre la enfermedad meningocócica invasiva y su prevención.

Esta actividad contó, asimismo, con la participación de los doctores Federico Martinón, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, y Josep Marès, director del Institut Pediatric Marès-Riera de Blanes (Girona).

Para el Dr. Marès, “en ocasiones, ante una enfermedad tan grave como la enfermedad meningocócica, la falta de información sobre su relevancia e impacto puede suponer un escollo de cara a promover la vacunación de los mas vulnerables.”. En este sentido, recordó que, aun tratándose de una patología con una baja incidencia, afecta predominantemente a los niños menores de cinco años y, muy especialmente, a los lactantes menores de un año, lo que justificaría la importancia de prevenir mediante la vacunación”.

Durante el webinar, los ponentes presentaron nuevos datos de persistencia de la inmunidad a largo plazo asi como otros datos obtenidos tras el uso de la vacuna frente al meningococo B. En este sentido, Marès señaló que la vacuna Bexsero frente al

meningococo B, ofrece una elevada protección frente a esta enfermedad y reduce su impacto de manera significativa en los grupos de edad que más la padecen”.

Por su parte, el Dr. Martinón señaló que “después de 10 millones de dosis distribuidas se ha contrastado el elevado perfil de seguridad observado durante el desarrollo clínico de la vacuna, es decir, ningún problema reseñable”. Esta cuestión fue asimismo apostillada por el Dr. Marès quien destacó que la vacuna ha demostrado tener “un adecuado perfil de seguridad y una aceptable reactogenicidad”.

Persistencia de la inmunidad

Respecto de la duración de la inmunidad, el Dr. Marès, destacó “la importancia de los últimos datos publicados sobre persistencia a largo plazo en el grupo de adolescentes que evidencian una duración de la protección de hasta 7,5 años tras la administración de la pauta primaria.

Para el Dr. Martinón, “la vacuna se está comportando muy bien en el mundo real, confirmando la protección clínica que los ensayos clínicos auguraban y la seguridad de su uso”. Como muestra, señala que “en Reino Unido, primer país en introducir la vacuna de forma sistemática y que más experiencia ha acumulado, los casos en los niños vacunados se han reducido aproximadamente a la mitad a los 10 meses de iniciar el programa”.

En cuanto a la reactogenicidad de la vacuna, el Dr. Conejo admite que “hay familias que todavía pueden tener dudas sobre la administración de la vacuna debido a la posibilidad de que aparezca fiebre durante las primeras 48 horas”, sin embargo recuerda que “el porcentaje de niños vacunados en los que aparece la fiebre es similar al de las otras vacunas cuando se administra sola y, además, a cambio estás ofreciendo protección frente a una enfermedad potencialmente mortal”.

En suma, en el webinar “Meningo Bien Protegidos” se puso de manifiesto, en palabras del moderador, que “Bexsero es la primera vacuna desarrollada para proteger frente a la enfermedad meningocócica invasiva por serogrupo B a cualquier persona incluyendo los lactantes desde los 2 meses de edad ”. En Reino Unido, el primer país que incorporó esta vacunación, el Dr. Conejo señala que “ya se está observando una disminución en el número de casos declarados de enfermedad meningocócica invasiva”.

El Dr. Martinón asegura que “tenemos pocos casos de enfermedad meningocócica y, en parte, esto puede ser debido al éxito de las vacunas, tanto las incluidas en el calendario como las vacunas que se administran siguiendo la recomendación de los pediatras y que en el caso la vacuna frente al meningococo B ya se administra, al menos, a uno de cada dos recién nacidos”. En cualquier caso, afirma, “nunca habíamos tenido tan cerca la posibilidad de vencer a la enfermedad meningocócica, algo que sólo lograremos a través de la vacunación frente a todos los serogrupos desde un calendario vacunal sistemático. Hacia eso debemos trabajar todos conjuntamente”.