La FAMP defiende el papel que desempeñan las Diputaciones

514
Andalucía al Día, FAMP
Foto Europa Press

El presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos, respaldado por todos los presidentes de las Diputaciones Provinciales de Andalucía y alcaldes, ha reivindicado “el papel tan necesario que desempañan las Diputaciones como máximas garantes de la igualdad y el equilibrio territorial”.

Rodríguez Villalobos ha destacado la labor institucional realizada por las Diputaciones que ‘han contribuido durante 179 años a la vertebración y a la cohesión territorial. Una experiencia y una trayectoria en la gestión que ha hecho posible el desarrollo de los pequeños municipios y la supervivencia y viabilidad del mundo rural”.

En este sentido, y en relación al objetivo primordial de las Diputaciones, ha manifestado que “la razón de ser de las administraciones provinciales son los municipios menores de 20.000 habitantes, a los que garantiza la prestación de los servicios públicos básicos para la ciudadanía como son agua, residuos, depuración, carreteras y la prevención y extinción de incendios”.

Igualmente, el presidente de la FAMP ha advertido que “la eliminación de estas administraciones intermedias conllevaría la aparición de ciudadanía de primera y de segunda y, cómo no, sería una gran pérdida para los ayuntamientos que ven en las Diputaciones un apoyo y un referente a la hora de solucionar problemas”.

En el plano estructural, Rodríguez Villalobos ha puntualizado que la supresión de las administraciones provinciales pondría en solfa los puestos de trabajo de miles de empleados públicos, a la vez que pondría en peligro la misma existencia de miles de pequeños municipios en España y la de miles de pymes, ya que las entidades provinciales son generadoras de empleos directos como indirectos.

Por último, Villalobos ha asegurado que “las Diputaciones se han ido adaptando paulatinamente a los nuevos tiempos, sobre todo, a raíz de la aprobación de la Ley de Autonomía Local de Andalucía (LAULA)” resaltando, además, que “las instituciones provinciales se encuentran refrendadas bajo el amparo del marco constitucional. Por consiguiente cualquier cambio del texto constitucional requeriría un amplio consenso político para alterar y modificar el Artículo 141 de la CE, del Título VIII: de la Organización Territorial del Estado”.