La Filmoteca de Andalucía crece en número de espectadores y de participantes en su programación cultural y educativa

467
Andalucía al Día, filmoteca andalucia

La Filmoteca de Andalucía prosigue con su crecimiento en número de espectadores con un incremento del 2,7% entre septiembre de 2015 y junio de 2016 respecto a la interanualidad anterior, lo que supone algo más de mil espectadores más que el periodo precedente: de 40.851 a 41.962. La Filmoteca de Andalucía, dependiente de la Consejería de Cultura, se constituye como un verdadero referente en la comunidad dedicada a la difusión de la cultura cinematográfica, así como de restauración y archivo del patrimonio audiovisual andaluz.

Además del aumento de espectadores y la alta calificación se sus servicios por parte de los usuarios, que le otorgan 8,6 puntos, la Filmoteca es la institución con más horas de programación cultural en Córdoba y una de las mayores de Andalucía. Además de la programación habitual de proyecciones, la filmoteca desarrolla también actividades educativas, presentaciones o Patios de Cultura. La asistencia a estas actividades también ha aumentado en un 19%, pasando de los 16.585 a los 19.745 asistentes.

Los programas educativos consolidados han alcanzado a más de 6.000 alumnos anuales. Con la incorporación del ciclo ‘Gran Pantalla’, la Filmoteca ha acercado el cine a las personas mayores. La presencia de la Filmoteca de Andalucía en Córdoba y otras provincias o ciudades andaluzas ha germinado con la creación de la Asociación de Amigos de la Filmoteca, el mantenimiento del Club de Cine y varios Clubes de Lectura.

La Filmoteca de Andalucía tiene su sede principal en Córdoba y dispone de salas en Granada (Biblioteca de Andalucía), Almería (Museo de Almería) y Sevilla (Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla, Cicus), donde mantiene una actividad fílmica en los meses de verano. Esta semana de agosto pueden disfrutarse en la sede de Sevilla (Cicus) la película ‘21 grados’ y el documental ‘Evasiones: Chuck Norris vs Communism’.