“Queríamos mostrar cómo reaccionamos en diferentes circunstancias ante una situación de urgencia, peligro o amenaza”

Con texto de Gracia Morales y Juan Alberto Salvatierra, y dirección de Julio Fraga, 'La Grieta, entre animales salvajes', estará en la sala B del Teatro Central de Sevilla los dias 27 y 28 de enero a las 20.00 horas

1602
Andalucía al Día, la grieta entre animales salvajes
Foto @Remiendo.Teatro

La RAE define metamorfosis como “la transformación de algo en otra cosa”, y eso es lo que ha pasado con ‘La Grieta, entre animales salvajes’, es el resultado de un proyecto inicial, una webserie que un conjunto de profesionales granadinos iniciaron en 2013 y que  surgió “como respuesta a dar nuestra voz o a ofrecer una reflexión sobre la situación que estábamos y seguimos pasando, sobre la crisis y sobre la forma que tenemos las personas de afrontarla. Crisis en la sociedad pero también extrapolándolo a cualquier tipo de crisis que pueda tener alguna persona, es decir, cómo reaccionamos en diferentes circunstancias ante una situación de urgencia, peligro o amenaza”, así nos lo explica Carlos Gil productor del espectáculo y cofundador de la Compañía Remiendo Teatro.

Se nos prometió una vida cómoda… y nos lo creímos

Creo que ya no, creo que hubo un tiempo en que sí, y posiblemente lo estemos pagando. Estuvimos envueltos en esa felicidad de sentirnos efectivamente arropados, todo se nos daba hecho, de alguna manera nos sentíamos cómodos, todo iba bien, y no nos preocupábamos por el mañana y sus consecuencias. Ya no, ya vamos siendo bastante más conscientes, quizás, puede ser que todavía estemos un poco noqueados, que todavía no encontremos todas las explicaciones y, fundamentalmente, todavía no sabemos qué hacer, cómo reaccionar. También ocurre una cosa, y es que las reacciones no son únicas, es decir, hay un día que uno se levanta de una manera y que tienes ganas y energías para luchar, y otro día, te levantas y te sientes completamente derrotado, y lo único que quieres hacer es quedarte en tu círculo, protegido, y no abordar nada, ni siquiera pensar. Es decir, todos en cualquier situación de crisis pasamos por varias fases: la negación, la lucha, la rabia, pues eso es un poco el abanico de reacciones que podemos ver en ‘La grieta, entre animales salvajes’.

Cambio de formatos

“La  webserie de seis capítulos tuvo un recorrido muy interesante internacional y a partir de ahí, como todos veníamos del teatro, siempre andábamos pensando en llevarlo al escenario, así que se escribió el texto para teatro y surgió ‘La grieta, entre animales salvajes’. La adaptación de formatos no ha sido tan complicada porque tenemos a dos excelentes dramaturgos como son Gracia Morales y Juan Alberto Salvatierra, cuyo trabajo -tanto en la webserie como en el espectáculo- ha conseguido distintos reconocimientos como el premio a la mejor autoría teatral en los últimos premios del teatro andaluz, así que, jugando con los lenguajes, con el cinematográfico y con el teatral, ellos supieron trasladar la esencia de la webserie al teatro con un texto absolutamente nuevo pero con los mismos personajes. Y algo que es muy importante, manteniendo la esencia del proyecto”.

Teatro Alhambra

“El proyecto está muy ligado al Teatro Alhambra de Granada. La webserie se rodó íntegramente allí, tuvimos la suerte de que nos cedieran las instalaciones para montar el set y grabar todos los capítulos, y luego, efectivamente, el espectáculo también se estrenó casi tres años después en ese mismo espacio, con lo cual, estamos muy ligados a ese teatro que tanto queremos aquí en Granada”.

Sobre el escenario

“Los espectadores se van a encontrar una situación muy reconocible: tres amigos que deciden pasar un fin de semana en una casa rural, un fin de semana de desconexión, de salir del ajetreo y del estrés de la vida diaria, del estar interconectados constantemente, y para ello, han buscado un entorno amable, como es estar en la montaña, en una casa rural con amigos, habiéndolo preparado todo para pasar uno de los mejores fines de semana de su vida. A partir de ahí las situaciones empiezan a cambiar, poco a poco, pero también de una manera muy radical y muy creíble. Son seis escenas en las que pasa realmente de todo y en la que los personajes, a ritmo de thriller, sin pausa, vertiginosamente, vemos cómo abordan situaciones de una manera con la que todos nos identificaremos. Toda la historia con una estructura muy particular, que pocas veces se ve en el teatro, que no quiero adelantar, pero que te deja impactado y no te deja indiferente en absoluto”.

La Bifurcación

“Desde la webserie del espectáculo hicimos un recorrido con una serie de cortos, como es el caso de La Bifurcación, y ahí ya damos pistas sobre esa estructura que te comentaba antes. Cómo dependiendo de las decisiones que se toman, puede pasar una cosa, o puede pasar otra totalmente distinta. Con un pequeño detalle nuestras vidas pueden cambiar radicalmente, y ahí en ese corto, ya encontramos a los personajes y los situamos justo en el momento de entrar en la casa rural, que luego se vivirá en escena”.


Mezcla de lenguajes

“En realidad hemos sido muy libres para jugar con los lenguajes, con los formatos y con los medios en general. Hemos utilizado internet, hemos utilizado el escenario convencional, pero también dentro de los espacios hemos jugado con los lenguajes, con lo teatral, con lo cinematográfico… Y dentro de ese recorrido entre la webserie y el escenario hicimos dos piezas, por decirlo de alguna manera, de intervención social, grabando con falsas cámaras ocultas, y situamos a los personajes en dos situaciones también de la vida diaria para ver cómo reaccionaban. Así que la verdad es que hemos sido muy libres y hemos jugado con la situaciones, con los personajes, con la historia, y con esa esencia de cómo las personas reaccionamos ante cosas que nos pasan en el día a día”

De la web a escena

Más que evolución ha sido una metamorfosis. Cuando hicimos la webserie realmente no sabíamos seguro qué iba a pasar con el proyecto. Sí que sabíamos que iba a tener seis capítulos y no más, iba a estar cerrada ahí, pero dada la buena acogida del proyecto continuamos, por eso ahora mismo está el espectáculo en los escenarios, y quién sabe si vendrá algo después. El tiempo lo dirá, la verdad es que es muy complicado actualmente abordar proyectos de este tipo que arriesguen y no sean convencionales, pero bueno, ahí seguimos luchando”.