La Guardia Civil esclarece el asesinato de un ciudadano estadounidense ocurrido en Mijas el pasado mes de mayo

El fallecido, de 34 años de edad, apareció maniatado y con tres impactos de bala

480
Andalucía al Día, Op_Rencilla

La Guardia Civil ha desmantelado uno de los grupos más importantes que operaban a nivel internacional dedicados al robo de sustancias estupefacientes a otros grupos de narcotraficantes empleando una violencia extrema en sus acciones. La denominada Operación “Rencilla”, iniciada en el mes de mayo, se ha desarrollado en las provincias de Málaga, Madrid, Toledo y Guadalajara, finalizando con la detención de catorce personas y con la incautación de tres armas de fuego y 32 kilogramos de cocaína, entre otros efectos.

En el curso de esta investigación, en el interior de una de las viviendas que la organización tenía en la localidad malagueña de Mijas, los agentes hallaron el cadáver del ciudadano estadounidense A.T., de 34 años de edad, el cual se encontraba con ambas manos atadas a la espalda y tres impactos de bala que le causaron la muerte.

Lo asesinaron para robarle droga

A raíz del hallado del cadáver, los investigadores lograron precisar que el fallecido, horas antes de su muerte, había mantenido una entrevista con dos personas para hacer una venta de droga a los mismos. Lo que desconocía el finado es que esas personas pertenecían a este grupo criminal y que había sido sometido anteriormente a una estrecha vigilancia, conociendo éstos sus movimientos, hábitos y lugares que frecuentaba, todo ello utilizando procedimientos y medios técnicos.

Bajo engaño, el ahora fallecido acompañó a uno de los delincuentes a una vivienda para realizar la transacción final de la cocaína. En el interior de la misma aguardaban el resto de los miembros de la organización, que se abalanzaron contra él, reduciéndolo, maniatándolo y dándole muerte con tres disparos.

Durante las dos fases en las que se articuló la explotación de la operación se ha practicado la detención de catorce personas, todas ellas de nacionalidad cubana y colombiana, de las que trece han ingresado en prisión.

A esta red se le imputan los delitos de asesinato, tráfico de drogas, falsificación de moneda, tenencia Ilícita de armas y pertenencia a organización criminal.

La investigación ha sido desarrollada de forma conjunta por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) perteneciente a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga y el Grupo de Drogas de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.