La industria del videojuego inicia un proceso penal contra la falsificación de consolas retro

La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) ha iniciado una serie de acciones legales contra la comercialización de consolas retro falsificadas a pesar de las instancias a retirar la oferta

La industria del videojuego ha tomado una serie de medidas de ámbito penal contra las falsificaciones de consolas retro. Concretamente, la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) ha interpuesto varias denuncias por un delito contra la propiedad intelectual contra empresas e individuos dedicados a la comercialización de dichos dispositivos en portales de compraventa, y a través de tiendas físicas y online especializadas. Dichas denuncias se han interpuesto tras la negativa a retirar esta oferta ilegal después de ser notificados de forma oficial.

Las falsificaciones denunciadas correspondían principalmente a genéricos como el denominado Raspberry Pi, al que se le instala un software de emulación que permite reproducir videojuegos de consolas de generaciones previas. Este tipo de dispositivos suelen poseer miles de videojuegos preinstalados de forma ilegal.

Son varias las denuncias interpuestas por AEVI a lo largo del año por delitos contra la propiedad intelectual. José María Moreno, director general de la asociación recuerda que “la piratería supone una importante lacra en la consolidación de la industria en España, con la generación de empleo y la captación de talento asociada a ello”. Concretamente, la proliferación de falsificaciones de consolas retro afecta a la reedición de videojuegos de éxito en nuevas plataformas legales y frena el relanzamiento de consolas pasadas con nuevas capacidades técnicas dirigidas a un público nostálgico.

Sobre AEVI

La Asociación Española de Videojuegos (www.aevi.org.es), es la principal organización que representa a toda la cadena de producción de la industria de los videojuegos en España. AEVI está integrada actualmente por 14 compañías que representan más del 90% del consumo en el mercado español y está formada por desarrolladores, distribuidores, retailers y las principales compañías con ligas de e-sports. Activision-Blizzard, BadLand Games, Bandai Namco, Bigben Interactive, Delirium Studios, Electronic Arts, GAME, Koch Media, Liga de Videojuegos Profesional, Microsoft, Nintendo, Novarama, Sony Computer Entertainment, Take Two Interactive, Ubisoft y Warner Interactive.