La infancia más vulnerable también tiene derecho a disfrutar del verano

737
Foto Lolo Vasco_ Save the Children

Save the Children ha puesto en marcha, un año más, su campaña de verano de campamentos externos y colonias urbanas para niños de entre 6 y 17 años que se encuentran en situación de riesgo de pobreza o exclusión en Andalucía. La ONG considera prioritario ofrecerles a estos niños la posibilidad de acudir a espacios seguros dedicados al ocio y al tiempo libre con actividades lúdicas, culturales, excursiones a la piscina y en donde se les proporcionará al menos una comida completa al día.

En Sevilla se organizan colonias urbanas en las zonas de Bellavista, Tiro de Línea, San Pablo, Palmete, Zona Norte, Cerro Amate y La Algaba. Mientras que, en Cádiz, se atienden a los niños en las instalaciones de la Fundación Centro Tierra de Todos, entidad con la que se comparte dicho programa.

El campamento externo comenzó el pasado 1 de julio en las instalaciones de la granja escuela Fuente Redonda situada en La Carlota, en Córdoba, y reúne, por noveno año consecutivo, a 50 niños y niñas de Sevilla capital y provincia que han participado durante el año en el Programa de Lucha contra la Pobreza Infantil de CaixaProinfancia.

En plena naturaleza, en el seno de la campiña cordobesa y en unas instalaciones muy completas que cuentan con pista para hacer deporte, cuadras, establos, un huerto y una piscina, los dos grupos de pequeños y mayores pasan una semana fuera de casa, aprendiendo a convivir y disfrutando de las actividades propias de la infancia.

Javier Cuenca, director de Save the Children en Andalucía, asegura que muchas familias no pueden costearse estos programas o no tienen con quién dejar a sus hijos mientras trabajan, así que esta iniciativa supone favorecer la inclusión social de estos niños y niñas evitando que puedan sentirse discriminados por no poder hacer los mismo que otros niños durante los meses de verano.

Lucía asegura entre risas, y mientras da de comer a un ternero, que es la segunda vez que viene al campamento y que lo que más le gusta es que hacer nuevos amigos. Para Manuel, que intenta, sin éxito, atrapar a un conejo, nos resume su experiencia en Fuente Redonda con los siguientes calificativos: diversión, aventura y misterio.

De repente, entre las risas y los gritos se oye un “Eo, eo” que es respondido al unísono con un “Oeeeee”. Es la forma que tiene Laura, uno de los cinco monitores, de captar la atención de todo el grupo. Algunos se callan, otros siguen correteando por la huerta esperando las órdenes de Paco, el dueño del centro, para regar las hortalizas y legumbres que han plantado esta temporada. Cualquier detalle les asombra, se nota que vienen con muchas ganas de aprovechar los días. A su vuelta les espera una dura realidad…

Las actividades se planifican en función de las edades, combinando entretenimiento con aprendizaje en valores y siempre teniendo en cuenta sus propios intereses. “Buscamos que estén en contacto con la naturaleza, que aprendan de los otros niños, que se respeten y que desconecten por unos días”, cuenta Marcos Romero, coordinador del campamento.

Las risas y los juegos contrastan con la dura realidad que viven cada uno de los niños y niñas que integran este campamento. Todos proceden de familias que viven en situación de exclusión social. La pobreza infantil en Andalucía, lejos de mejorar o mantenerse, empeora más intensamente que en otros territorios desde 2008. El porcentaje de población menor de 18 años en situación de pobreza relativa en 2016 era del 44,3%, mientras que la media del Estado se encontraba en un 29,7%.

El gran aumento de la desigualdad infantil y el fin de la movilidad social ascendente que se han vivido en España hacen que hoy la riqueza –y también la pobreza– se herede aún más, y que se alteren las expectativas de niños y niñas. Se estima que el 80% de los niños y niñas que están hoy en situación de pobreza pueden convertirse en adultos empobrecidos.

Concretamente, este año serán 320 niños y niñas de Sevilla y Cádiz los que podrán disfrutar de estas actividades durante el mes de julio. Además, Save the Children organiza campamentos de verano en otras ciudades españolas, como Barcelona, Lérida, Madrid, Melilla, Valencia y Toledo. En España participarán más de 2.000 niños y niñas.

*Parte de esta campaña de verano se realiza en colaboración con Fundación Bancaria La Caixa en el marco del programa de CaixaProinfancia, programa de atención a la infancia más vulnerable que Save the Children tiene en marcha en varias ciudades españolas. Otra parte cuenta con la financiación de la Fundación Mutua Madrileña.