‘La isla’, un texto de Juan Carlos Rubio, llegará en febrero al Teatro Alhambra

Este nuevo montaje está interpretado por Gema Matarranz y Marta Megías.

227
La isla Histrion Teatro

Histrión Teatro estrenará La isla el 8 y el 9 de febrero en el Teatro Alhambra de Granada, para después iniciar su gira posterior por España.

Un texto de Juan Carlos Rubio escrito y dirigido para la compañía granadina y dos actrices, Gema Matarranz y Marta Megías, que se convierte en la tercera colaboración del reconocido dramaturgo con Histrión, después de la escritura y dirección de Arizona y Lorca la correspondencia personal.

La isla es un espectáculo tan estremecedor como lleno de poesía y verdad, y no exento de cierta ironía, que explora con gran sutileza esa delgada línea que separa lo que sentimos de lo que podemos reconocer que sentimos frente a los demás y frente a nosotros mismos. La isla habla con una fuerza arrebatadora y también con muchos momentos de alivio y aliento para el público, del dolor de vivir y del dolor de estar muerto en vida. Porque, a fin de cuentas, todos somos una isla rodeada de agua y soledad. “Somos animales, depredadores, tenemos instintos que no podemos controlar. Instintos, ¿me sigues? Pero luchamos, luchamos entre lo que somos y la idea de lo que deberíamos ser. Y ahí se instala la culpa, bien calentita, dispuesta a jodernos donde más duela”…

Sinopsis

Ada y Laura esperan una terrible información: ¿Sobrevivirá su hijo de once años al accidente que ha destrozado su cuerpo? La discapacidad mental del pequeño ha convertido su existencia en un absoluto infierno. Si esta noche, en el quirófano, muere, quizá, solo quizá, puedan rehacer lo que les queda de su relación, lo que les queda de ilusiones, lo que les queda de vida.

Pero, ¿hay vida después de desear la muerte de un hijo? ¿Hasta dónde somos capaces de soportar el sufrimiento? No estamos preparados para el dolor, pero el dolor está ahí. En nuestro cuerpo y, sobre todo, en nuestra mente. ¿Somos monstruos por querer escapar de él? ¿O sencillamente es humano protegerse, aunque sea a costa de los demás, incluso de los seres más queridos?

La isla explora esa fina línea que separa lo que sentimos de lo que podemos reconocer que sentimos frente a los demás y frente a nosotros mismos. La isla habla del dolor de vivir y del dolor de estar muerto en vida. Porque, a fin de cuentas, todos somos una isla rodeada de agua y soledad.

Histrión Teatro

La compañía nace en Granada en el año 1994 y a lo largo de estos casi 25 años ha producido más de 20 espectáculos de teatro. Hoy Histrión trata de seguir su camino, en el que se reconocen dos elementos fundamentales: el texto como elemento estructural y el trabajo interpretativo que sostiene las emociones, nexo de unión con el público.

En la larga trayectoria de Histrión Teatro hay tres momentos decisivos. “En 2010 el montaje de la obra “Del maravilloso mundo de los animales: los corderos” del dramaturgo Daniel Veronese, nos lleva a interesarnos por un teatro más social y contemporáneo y recibe el aplauso no sólo del público sino también de la crítica y recibe varios premios. En 2016, “Juana, la reina que no quiso reinar” se revela como uno de los mejores espectáculos y Gema Matarranz, es finalista a los premios MAX de las Artes Escénicas como mejor actriz protagonista. En enero de 2017 y de la mano de Juan Carlos Rubio, Histrión estrena “Lorca, la correspondencia personal”, uno de los mejores montajes de la compañía, íntimo y poético, un trabajo premiado en la Feria de teatro en el sur de Palma del Río como mejor espectáculo, y en los Premios Lorca 2018 como mejor adaptación”.

Y ahora, en 2018 Histrión prepara con Juan Carlos Rubio como autor y director, una nueva producción, “donde una vez más cabeza y corazón se miran, y en medio de un océano de inquietudes, certezas y miedos, surge LA ISLA. Este es nuestro presente”.

Fragmento del nuevo montaje, La isla

[…]

LAURA.- A veces quisiera hablar, hablarle, decirle. Decirte, hablarte. Pero sé que no entenderías, sé que hay abismos que no tienen fondo, lo sé, Ada, lo sé. Y no quiero que caigas. Yo te voy a sujetar, sujetar. Aunque mis fuerzas flaqueen, aunque mi carne se desgarre, estoy ahí, ¿no te das cuenta? Da igual lo que suceda, estoy ahí, cree en mí, al menos tanto como crees en ese Dios que hace mucho que se quedó sordo de escuchar los lamentos de los hombres. Cree en mí, Ada. Aunque te lo ponga difícil, aunque se tuerzan los renglones, aunque ya no seamos dos islas. Aunque a veces no puedas verme.

ADA.- Han dicho que quizá llueva esta noche. Ojalá llueva. Me gustaría. Sí, va a llover, siento que va a llover. La lluvia se siente en la piel. Dicen que somos agua. Las personas. Un 70% de tu cuerpo es agua. Por eso me encantan las tormentas. Mojarme. Empaparme. Cerrar los ojos y sentir que estoy en el agua, rodeada de agua, soy agua. No hay tierra donde poner los pies, solo agua.

LAURA.- No va a llover.

ADA.- ¿Puedes adivinar el futuro? Dime que sí y me ahorrarás mucho dolor. […]

(Fragmento de La isla, de Juan Carlos Rubio para Histrión Teatro. Estreno en febrero)