La Junta celebra el Día Mundial de los Humedales

259

La delegada territorial de Desarrollo Sostenible, Inmaculada Gallardo, presenció ayer una suelta de varios ejemplares de Cercerta Pardilla en la Reserva Natural Concertada “Dehesa de Abajo” de Puebla del Río, con motivo de la conmemoración, 2 de febrero, del Dia Mundial de los Humedales. Estos animales están considerados en la Península Ibérica en peligro crítico de extinción, y han sido atendidos gracias al programa de cría en cautividad de dicha especie realizado en las instalaciones de la “Cañada de Los Pájaros”.

El mencionado acto se suma a diferentes acciones conmemorativas promovidas por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en las diferentes provincias de Andalucía y tienen como objetivo principal la sensibilización respecto de la importancia ecológica de estas zonas. Además, como refirió la delegada territorial de la Junta, sirve para revalorizar económica, social y culturalmente nuestro territorio, “y señala la necesidad de continuar promoviendo medidas de actuación pública encaminadas a la conservación, mejora y conservación de estos enclaves de nuestro patrimonio natural y la promoción de un desarrollo económico sustentable en torno a éstos”.

En la actualidad, el Inventario de Humedales de Andalucía en Sevilla incluye un total de 38 zonas húmedas, de las cuales 20 son Espacios Naturales Protegidos. Su importancia en la conservación de hábitats y especies propios de estos parajes, motivaron en su momento la inclusión de buena parte de ellos en redes ecológicas supranacionales como son la Red Natura 2000 o los Humedales de Importancia Internacional amparados por el Convenio RAMSAR.

La delegada Inmaculada Gallardo explicó también que estos humedales se concentran en dos grandes zonas en nuestra provincia. Por una parte, las marismas del Guadalquivir, que conservan “espacios de indudable belleza e importancia para la conservación de especies de flora y fauna silvestres”, caso del Espacio Natural Doñana (que incluye a la Dehesa de Abajo) y el Paraje Natural Brazo del Este. Y por otra parte, la campiña sevillana, “donde es manifiesta su extraordinaria diversidad, escondiendo entre sus extensas zonas cultivadas joyas como la laguna del Gosque, las lagunas endorreicas de La Lantejuela, las de Utrera (entre las que destaca la laguna de Zarracatín) y las de Lebrija-Las Cabezas (entre las que destaca la laguna del Taraje), todas ellas protegidas bajo la figura de Reserva Natural”.

El conjunto de los humedales mencionados evidencia la riqueza de esta provincia en este aspecto y, además, su papel destacado en la conservación de especies silvestres, donde toman especial relevancia las aves acuáticas amenazadas. En la suelta de animales presenciada por la responsable medioambiental de la Junta de Andalucía, ésta dijo que los humedales sevillanos se consideran imprescindibles para la conservación de especies emblemáticas como la cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris), la malvasía (Oxyura leucocephala), la focha cornuda (Fulica cristata) o la garcilla cangrejera (Ardeola ralloides), todas catalogadas en peligro de extinción y que se reproducen en lagunas y humedales de esta provincia.

Con la liberación de ejemplares de cerceta pardilla realizada en la Dehesa de Abajo se da continuidad a las acciones promovidas en el seno del Proyecto LIFE en el que participa nuestra Comunidad, con el objetivo de invertir la tendencia poblacional negativa de la especie, la cual afronta su momento demográfico más crítico y con tendencia decreciente. El número de parejas reproductoras fluctúa entre 25-120 en sus 7.400 km2 de área de reproducción en los 27 estados miembros de la Unión Europea. Se trata de un pato gregario, que anida al borde del agua al resguardo de los juncos, carrizos y espadañas, suelen poner entre 7 y 10 huevos y en occidente solo hay algunas en Andalucía, Sicilia y Marruecos. Sus principales amenazas son la destrucción y alteración de sus hábitat, la caza furtiva y la contaminación.

El Proyecto LIFE, con un horizonte temporal de 5 años y una financiación de 6,3 millones de euros, ejecutará 22 acciones en 7 de los 13 espacios críticos donde se localizan el 83% de las parejas reproductoras en España, según la Estrategia de Conservación de la especie. Entre sus objetivos cabe destacar aumentar a un mínimo de 125 parejas reproductoras en España para detener la regresión de su población, mejorar y restaurar el hábitat en, al menos, 3.000 hectáreas, reforzar las poblaciones de la especie mediante un programa de cría en cautividad en Centros de Referencia, mejorar el conocimiento científico de la especie para el desarrollo de prácticas y técnicas de gestión, desarrollar acciones de sensibilización e implicación de colectivos sectoriales clave a través de acciones consensuadas, y, finalmente fomentar la transferibilidad de los resultados obtenidos.

Por último, la delegada territorial Inmaculada Gallardo recordó en su intervención que este tipo de actuaciones se concatenan con otras promovidas a lo largo del año 2021 por la Delegación Territorial de Sevilla, tanto en las Reservas Naturales Concertadas de la Dehesa de Abajo y la Cañada de los Pájaros, como en enclaves estratégicos del Paraje Natural Brazo del Este. “Actuaciones todas que persiguen de una parte paliar los efectos del déficit hídrico derivado de la falta de lluvias mediante el manejo de caudales en épocas criticas para la avifauna, y de otra acondicionar el hábitat natural de los vasos lagunares, extrayendo sedimentos de fondo, mejorando la red de drenaje y captación, y actuando sobre la orla de vegetación perimetral e intralagunar, con el fin de establecer áreas de refugio, nidificación y cría”.