La Junta presenta el nuevo Reglamento General de las Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil

El delegado del Gobierno andaluz mantiene un encuentro con 150 voluntarios de la provincia malagueña

480
El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha presentado hoy a los voluntarios de la provincia malagueña el nuevo Reglamento General de las Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil, aprobado recientemente en Consejo de Gobierno. En un encuentro mantenido en Torremolinos con unos 150 miembros de Protección Civil, Ruiz Espejo ha resaltado la labor altruista y generosidad de las personas voluntarias, así como su contribución a la seguridad de sus pueblos y ciudades, puesto que

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha presentado hoy a los voluntarios de la provincia malagueña el nuevo Reglamento General de las Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil, aprobado recientemente
en Consejo de Gobierno.

En un encuentro mantenido en Torremolinos con unos 150 miembros de Protección Civil, Ruiz Espejo ha resaltado la labor altruista y generosidad de las personas voluntarias, así como su contribución a la seguridad de sus pueblos y ciudades, puesto que “las agrupaciones son un valioso instrumento de participación ciudadana en el ámbito de las emergencias y con su trabajo solidario y comprometido permiten avanzar en la construcción de sociedades más seguras”.

Ruiz Espejo ha puesto como ejemplo la labor ejemplar realizada por los voluntarios en las lluvias de esta misma semana en la provincia, al mismo tiempo que ha destacado la gran coordinación que existe en Málaga entre los diferentes operativos que trabajan en servicios de emergencia.

En Málaga hay en torno a 1.700 voluntarios de Protección Civi, de los 7.500 existentes en Andalucía, según el delegado, quien ha insistido también en que “la fortaleza de este voluntariado reside en su pertenencia a la agrupación, ya que es en el seno de su municipio y en la cercanía con sus vecinos donde adquiere más valor”.

Con la aprobación del nuevo Reglamento General de las Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil se potencia la creación, funcionamiento y organización de las agrupaciones y se les dota de un marco jurídico general adecuado, donde antes solo existía una guía de actuación.

El Reglamento aporta seguridad jurídica al voluntariado, permite su acceso a la formación, como derecho y deber, homogeniza su marco de actuación a la vez que les ofrece la flexibilidad y la autonomía suficiente para adaptarse a la necesidades y diversidad de cada municipio.

El nuevo documento no solo establece las normas de creación, inscripción, organización y disolución de las agrupaciones, sino que también reconoce todos los derechos de la Ley Andaluza del Voluntariado y los amplía, entre ellos la obligatoriedad de un seguro de responsabilidad civil.

Esto se suma a la necesidad de definir el marco de actuación de las agrupaciones, así como los requisitos para formar parte de las mismas, que son ser mayor de 18 años y contar con 45 horas de formación básica homologada, impartida por los ayuntamientos o la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA).

El reglamento homogeniza la actuación del voluntariado de Protección Civil en cuanto a sus actividades de prevención, socorro y rehabilitación y les sitúa como “difusores de seguridad” en sus municipios a través de su participación en las actividades de formación e información en autoprotección.

En cuanto a la imagen corporativa, la norma regula la uniformidad con los colores internacionales de Protección Civil (azul y naranja), exclusiva y de uso obligatorio para el personal miembro del voluntariado. Además, establece las características de diseño que deben reunir los vehículos, las embarcaciones y las instalaciones, y los distintos plazos para la adaptación de todos los equipamientos.

Finalmente, el reglamento detalla las competencias de las administraciones locales en esta materia. Entre ellas destacan las relativas a la adopción de los acuerdos de creación de las agrupaciones; la dotación de su equipamiento, y la regulación de su dependencia funcional y orgánica, que se vincula a los ayuntamientos con excepción de las actuaciones integradas en planes de emergencia de mayor ámbito territorial.