La Junta reactivará las obras para el desdoble de la A-392, Alcalá – Dos Hermanas

512
Andalucía al Día, desdoble A392

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, se ha reunido hoy con el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, para informarle de la reactivación de las obras para el desdoble de la carretera A-392, que une este municipio con el de Dos Hermanas. La actuación completa, de siete kilómetros de longitud, tiene un presu-puesto adjudicado de 28,66 millones de euros, de los cuales ya se han ejecutado 8,9 millones, el 31%. El plazo de ejecución que le resta a las obras es de 19 meses y comenzarán con la retirada de los servicios afectados por las obras, que en este caso corresponden a cables eléctricos.

López ha informado a Gutiérrez Limones de que se ha tramitado la inclusión de esta actuación en el Programa Operativo FEDER de la Unión Europea, por tratarse de una conexión con la Red Transeuropea de Transportes (RTE-T) a través de la A-92 y también con la SE-40, a través de la Autovía A-376 Sevilla – Utrera. Además, se trata de una carretera muy transitada, con un índice de vehículos diario de superior a los 16.000, y que une dos de las poblaciones más importantes del área sureste metropolitana de Sevilla.

El consejero ha insistido en la importancia fundamental de esta vía en la articulación del territorio metropolitano, “ya que a lo largo del trazado se sitúan múltiples servicios sanitarios, educativos y de ocio”, cuyos accesos mejorarán una vez entre en funcionamiento esta vía. La duplicación de la calzada de la A-392 “dará comodidad a los usuarios y, sobre todo, aumentará la seguridad en la conducción”, ha explicado López, que ha añadido que “la reactivación de estas obras, que unen dos de las ciudades más importantes del entorno metropolitano, suponen rentabilizar lo invertido y completar la inversión”.

Esta actuación comienza en el término municipal de Alcalá de Guadaíra, en una glorieta de acceso diseñada para conectar con la trama viaria junto a una estación de servicio. El final se localiza en la glorieta de unión con la ronda exterior de Dos Hermanas.

Se trata de un trazado puramente metropolitano, con glorietas iluminadas que regulan el tráfico y conectan con las carreteras de la zona sureste del área metropolitana. Una de las principales intersecciones es el enlace de nuevo diseño con la Autovía A-376, constituido por una glorieta elevada, con dos pasos superiores sobre la Autovía Sevilla – Utrera y cuatro ramales de conexión con la misma. La vía adquiere una sección tipo autovía, con dos carriles para cada sentido y mediana ajardinada de dos metros de ancho. La actuación incluye la reposición de los servicios existentes en el tramo, las vías pecuarias, así como la mejora del drenaje longitudinal y transversal.