La Junta renueva los contratos de conservación integral de carreteras con un presupuesto de 86 millones

457
Andalucía al Día, conservación carreteras

La Consejería de Fomento y Vivienda ha comenzado a renovar con un presupuesto de 86 millones de euros y un periodo de vigencia de dos años los contratos para la conservación integral y permanente de los 10.953 kilómetros de la red de carreteras autonómicas de Andalucía que se articula a través de 35 centros dedicados a la gestión y mantenimiento repartidos por toda la geografía de la comunidad.

Esta renovación se ha realizado por fases, de forma que gran parte de esos nuevos contratos se han adjudicado en un primer lote, con un montante de 79,96 millones de euros, y el segundo se adjudicará antes de que finalice este año por valor de 6,03 millones. Las convocatorias públicas realizadas para llevar a cabo las nuevas contrataciones son de carácter provincial y dividen la red viaria en varias áreas hasta un total de 35, coincidiendo con el número de centros desde los que se coordinan estas operaciones. Las tareas asociadas a cada uno de ellos se desempeñarán entre 2016 y 2017, a partir de que se culmine con la fase de tramitación de los contratos y el montante asignado a cada provincia se establece en función del número de kilómetros existentes.

“El mantenimiento de la red viaria autonómica responde a una prioridad marcada por la Junta en materia de infraestructuras”, ha explicado el director general de Infraestructuras, Jesús Huertas, quien ha destacado que “después del enorme esfuerzo presupuestario de las últimas décadas, es necesario mantener este patrimonio con una conservación tanto preventiva como correctiva potente, que garantice los máximos niveles de seguridad y confortabilidad en la conducción”.

La conservación integral de las infraestructuras viarias ya existentes es una labor que contribuye a prevenir accidentes y a garantizar la seguridad vial, al tiempo que propicia una mayor comodidad en la conducción en las carreteras andaluzas. Andalucía cuenta con una red de carreteras densa y articulada y la gestión eficaz de ese patrimonio requiere de una labor de mantenimiento permanente para seguir prestando un buen servicio al usuario y garantizar su seguridad. Desde los 35 centros de conservación integral se trabaja para favorecer la vialidad, garantizar la seguridad y velar por el mante-nimiento y mejora de las carreteras. Estos puntos están asistidos por empresas especializadas y en ellos prestan su servicio más de 700 efectivos.

Las labores de conservación y vigilancia están garantizadas durante 24 horas todos los días del año, gracias a la existencia de personal y maquinaria de retén en las horas no laborables, de forma que la atención al usuario que lo precise y la actuación que sea necesaria realizar ante cualquier emergencia (accidentes, condiciones climáticas adversas, etc.) esté siempre garantizada. Desde estos equipamientos se presta un servicio permanente de prevención y vigilancia, reposición y mantenimiento de barreras, señales y marcas viales, limpieza de cunetas, pasos y conducciones, siegas o desbroces y mantenimiento de drenajes para evacuación de la calzada.