La Junta saca a subasta embarcaciones en desuso y abandonadas en la provincia de Málaga

En Andalucía son un total de 49 barcos los que salen a la venta y los interesados podrán presentar sus ofertas hasta el 16 de abril .

80

La Consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, ha convocado la subasta pública para la venta de 49 barcos que se encontraban en desuso y abandonados en los puertos andaluces, de los que 3 se hallan en instalaciones situadas en la provincia de Málaga, mientras que el resto están en puertos de Almería, Cádiz y Málaga.

Los interesados podrán presentar sus ofertas en la sede central de la Agencia en Sevilla hasta las 14.00 horas del próximo 16 de abril a partir de las valoraciones de salida, que oscilan entre los 200 euros, para la embarcación más barata de 6 metros de eslora, hasta los más de 22.800 euros de la más cara por una lancha motora de 10 metros que se encuentra en el puerto de Mazagón.

El delegado territorial de Fomento y Vivienda, Francisco Fernández España, ha precisado que “en la provincia serán tres las embarcaciones que participen en esta subasta abierta, con barcos que salen a la venta por un importe inicial de entre 225 y 2.500 euros, todos ellos pertenecientes al puerto de La Caleta de Vélez”.

El delegado ha explicado que “estos ingresos generados por la venta de estos barcos abandonados servirán a la Administración autonómica para continuar mejorando la instalaciones portuarias de la provincia, como recientemente hemos ejecutado en la mejora e integración del puerto de Caleta de Vélez, donde precisamente se encuentran los barcos que van a ser subastados”.

Las bases del concurso y las características de cada una de las embarcaciones se han publicado en la página web de la Agencia de Puertos (www.puertosdeandalucia.es). Las valoraciones asignadas para la puja están en función de las condiciones y estado de conservación en que se encuentran cada uno de los barcos. Se trata de embarcaciones que han sido declaradas en abandono por llevar un mínimo de seis meses en desuso y ocupando espacio portuario sin pagar las correspondientes tasas. Tales declaraciones se han ajustado a procedimiento en aplicación de la Ley 21/2007, de 18 de diciembre, de Régimen Jurídico y Económico de los puertos de Andalucía.

La provincia de Cádiz, con 18, es la que mayor número de barcos aporta a la subasta, localizados cinco en Barbate; otros cinco en Rota; tres en Sancti Petri; dos en Puerto América; dos en Chipiona; y uno en Gallineras.

La provincia de Huelva, con 16 barcos, es la que aglutina la mayor oferta de valor inicial de esta subasta, incluyendo una lancha de 10 metros que se encuentra en el puerto de Mazagón y que saldrá a subasta a partir de 22.800 euros, a la que se suman a las otras 10 embarcaciones en este mismo puerto de Mazagón; dos más en El Terrón; dos en Isla Cristina y una en Ayamonte.

Por su parte, en Almería, concretamente en el puerto de Adra, se localiza el Noela, embarcación de 6 metros de eslora que sale a subasta por 200 euros, instalaciones que aporta otras cinco barcos más. También estarán presentes en la subasta dos embarcaciones situadas en el puerto La Esperanza, en Villaricos, y otras cuatro en Roquetas de Mar.

Las personas interesadas podrán tomar imágenes de la embarcación siempre que lo hagan desde el exterior y a una distancia prudencial. Si la embarcación se encontrara dentro de una zona de acceso restringido, como varadero o pantalanes, los interesados deberán solicitar a la Jefatura de la Zona Portuaria del puerto autorización para el acceso a dicha área, estableciéndose para ello calendario y horario.

Las embarcaciones declaradas abandonadas por la Agencia de Puertos, dado el tiempo transcurrido desde su depósito en el puerto sin cuidados de su dueño, presentan un estado de deterioro diferente, no estando actualmente en condiciones de navegar. Carecen asimismo de la necesaria documentación que permita el ejercicio de la actividad náutica de recreo o deportiva, según la normativa vigente. Si se pretende su puesta en navegación, correrá de cuenta del adjudicatario el cumplimiento de los requisitos que exijan las autoridades marítimas españolas o del Estado de la bandera.