La Ley andaluza de Igualdad busca ‘facilitar’ la conciliación de la vida laboral y personal

Ángeles Sepúlveda participa en la inauguración de las 'I Jornadas de Movilidad, Espacio Público y Género', de la Universidad de Sevilla

409
Andalucía al Día, jornadas movilidad arquitectura
Foto Facebook @IAMJunta

La futura nueva Ley andaluza de Igualdad reforzará la perspectiva de género en el planeamiento urbanístico, de vivienda y transporte; mantendrá la garantía en el acceso a las viviendas protegidas de las mujeres víctimas de violencia de género y, como novedad respecto a la actual normativa, priorizará aquellas políticas públicas que faciliten la proximidad, la reducción de los tiempos de los desplazamientos y la organización de la vida familiar y personal, tanto en las ciudades como en el ámbito rural. Así lo ha adelantado hoy la directora en funciones del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y directora general de Violencia de Género, Ángeles Sepúlveda, durante la inauguración de las ‘I Jornadas de Movilidad, Espacio Público y Género’, organizadas por la Unidad de Igualdad de la Universidad de Sevilla, y que va dirigida a profesionales de la arquitectura y el urbanismo.

Según ha recordado Sepúlveda, las ciudades, construidas en base a modelos patriarcales y jerarquizados ya caducos, tienen que responder en la actualidad a las necesidades de las personas, frente a temas como la conciliación de tiempos personales y familiares con el trabajo, la crianza, la dependencia, las relaciones personales, la seguridad, la salud o el medio ambiente, temas tradicionalmente secundarios en los planes urbanísticos. “Ya no se quieren ciudades que tengan espacios diferenciados, especializados y separados, para la vivienda y para la actividad económica, ya que la calidad de vida requiere de un urbanismo de género, mucho más integral, donde el tiempo desaparece en mil tareas y exige espacios polifuncionales”, ha señalado la directora.

Para Sepúlveda, dicho urbanismo de género debe tener en cuenta también problemas sociales tan graves como las agresiones sexuales, respondiendo con espacios iluminados, o la violencia de género en el ámbito de la pareja, ofreciendo a las víctimas alternativas como las viviendas protegidas.

Por ello, ha reiterado que la reforma de la Ley andaluza de Igualdad, que se está tramitando, dará respuesta a dichas necesidades, así como a los problemas de conciliación, con el impulso de medidas de flexibilización horaria o la promoción de guarderías en centros de trabajo de más de 500 personas trabajadoras, entre otras medidas.

Junto a ello, Sepúlveda ha recordado que la futura ley garantizará la formación en materia de género en todos los estudios universitarios, lo que redundará en “generaciones futuras de profesionales de la arquitectura y el urbanismo que integrarán la igualdad en su trabajo diario”.