La mojaquera Osaïa participante más joven del Campeonato del Mundo de Kitesurf

994
Andalucía al Día, Kitesurf Osaïa

¿Cómo se ve la vida a los doce años? Remontarse a esta etapa vital es, para unos más que para otros, echar la vista tan atrás que, a veces, la memoria no alcanza. Si para el común de los mortales, pensar en estar entre los mejores del mundo, sea cual fuera la disciplina deportiva, es ya mucho pensar, si se repara en que esta circunstancia podría suceder a tan corta edad, da vértigo.

Oasïa Reding, tiene doce años, una sonrisa preciosa, todo un pueblo a su lado y unas cualidades deportivas que deja sin respiración. Hasta el 10 de abril competirá en Francia, en Saint Pierre la Mer, el Campeonato del Mundo de Kitesurf junior donde se medirá, de tú a tú, con deportistas de todo el planeta, en edades comprendidas entre 10 y 19 años. Osaïa es la benjamina de la competición.

Medirse con deportistas de 19 años, no es una ventaja. No obstante, sí que cuenta con un nivel técnico más alto, mucho trabajo a sus espaldas y, en cualquier caso, siempre es bueno acumular “tablas”, nunca mejor dicho, de cara a un futuro que, al menos ya como presente, es más que prometedor.

Hablando de tablas, en la de ella, en la de Osaïa, el escudo de Mojácar. El Ayuntamiento de esta localidad es uno de sus patrocinadores. También otro de los muchos admiradores que tiene repartidos por todo el pueblo. No es para menos. Ha colocado el nombre de Mojácar por las mejores playas del mundo y en las más importantes competiciones que se hayan podido organizar.

Emmanuel Aguero, Concejal y miembro del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento mojaquero, posa en la foto con Osaïa, a pocas horas de partir hacia Francia. Hacen un guiño a cámara con el típico “shaka”, saludo surfero que va más allá de la complicidad, la confianza y el apoyo que el Consistorio ha depositado, y con razón, en ésta joven promesa.

A penas si tendrá tiempo de deshacer las maletas porque pondrá rumbo a la Manga con el Campeonato de España en su punto de mira. A finales de éste mes, otras olas, otros retos, la esperan. La medalla de bronce ya cuelga de su cuello, la de oro es la siguiente.