La NASA podría poner humanos en Marte en 17 años, pero no tiene dinero

599
viajes a marte la nasa andalucia al dia

La NASA no tiene recursos para llevar seres humanos a Marte y a la Luna a medio plazo, según un panel de expertos que testificó ante el subcomité espacial de la Cámara de Representantes de EE.UU.

“Hoy en día el futuro del programa de vuelos espaciales tripulados de la NASA está lejos de ser clara,” dijo Tom Young, ex director del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. “Ha habido un debate continuo sobre si deberíamos ir a la Luna o Marte, o ambas cosas … Está claro, una vez más, que no podemos hacer ambas cosas. Y hay una necesidad de centrar nuestra atención, capacidad y recursos en una opción.”

La NASA ha estado haciendo publicidad de su campaña “Viaje a Marte”, con el administrador de la NASA Charles Bolden diciendo que los seres humanos podrían ir al planeta rojo ya en la década de 2030. Pero además de los obstáculos tecnológicos y financieros, los tres panelistas coincidieron en que sin un plan sólido, ninguna de las metas propuestas de vuelo espacial humano llegará a buen término.

“En el entorno fiscal actual, no hay buenos caminos a Marte”, dijo John Sommerer, director retirado del Departamento Espacial de la Universidad Johns Hopkins. Sommerer contribuyó a un informe que el Congreso pidió a la Academia Nacional de Ciencias, que analizó la viabilidad de los esfuerzos de vuelos espaciales tripulados. Los resultados de su investigación fueron publicados en un informe titulado “Caminos a la exploración”, en 2014.

El informe llegó a la conclusión de que “el primer aterrizaje en Marte tripulado podría ser posible en 20 a 40 años a partir de ahora, después de un gasto acumulado del orden de medio billón de dólares”, dijo Sommerer.

Si el presupuesto actual de 9.000 millones gastados en los vuelos espaciales tripulados “permanece constante, con la adición de la inflación”, dijo Young, sólo se gastarán aproximadamente 180.000 millones de dólares “con el poder adquisitivo de hoy” en los vuelos espaciales tripulados en las próximas dos décadas.

“Bien podemos no ser capaces de llegar a Marte en los niveles de gasto corriente,” según el testimonio de Sommerer citado por Space.com. “Tal vez sería mejor dejar de hablar de Marte si no hay apetito en el Congreso y la administración de los presupuestos de los vuelos espaciales humanos más ambiciosos, ni disposición a recortar los programas que no contribuyen al progreso.”

Sommerer confirmó no obstante que, si se les da un presupuesto suficiente, la NASA podría poner seres humanos en Marte en sólo 17 años. “Si le das NASA la fecha, y el dinero, y ayuda con disciplina, la respuesta es sí”, dijo Sommerer. “Si cualquiera de esas tres cosas no se encuentra, la respuesta es casi seguro que no”.

Young habló sobre el deseo de tener un menor número de “lápidas” para los proyectos cancelados y más “memorias” de los que tienen éxito. Reiteró la tesis de su discurso de apertura, que lo que la NASA necesita más que nada es un plan concreto de cómo se debe proceder.

“Estoy personalmente apasionado de los seres humanos que van a Marte, pero tengo la misma pasión por un buen plan, disciplinado, que no sea frívolo”, dijo. “Un plan que hace lo que se requiere, pero también… no se limita a hacer lo que es posible.”

Sommerer planteó la posibilidad de desfinanciar los vuelos espaciales tripulados y depender totalmente de las misiones robóticas, que son “mucho más rentable.”

“Esa es una decisión que, en una situación financiera muy sombría, el país podría verse obligado a tomar”, dijo Sommerer. “Sin embargo, no parece ser algo que la gente quiere decir con orgullo: ‘vamos a terminar la tarea espacial humano y se basarnos únicamente en los robots.'”

El tercer miembro del panel fue Paul Spudis, un científico del Instituto Lunar y Planetario de la Universities Space Research Association. La investigación de Spudis se centra en la geología de la luna. En su discurso, Spudis expuso razones por los que la NASA y la humanidad no sólo debe devolver a los seres humanos a la superficie de la luna, sino también desarrollar toda una infraestructura en el espacio cislunar (el espacio entre la Tierra y la Luna), que incluiría “vehículos de transporte, hábitats del espacio profundo, centrales eléctricas y depósitos de combustible “.

En el viaje de enviar seres humanos a otros planetas, una parada en la Luna podría ser el camino correcto a seguir, argumentó Spudis. Una base lunar podría ayudar a los humanos a desarrollar tecnologías y know-how para sobrevivir en Marte. Los seres humanos podrían cosechar recursos de la luna, como el agua, que puede ser utilizado para mantener a los humanos vivos, así como dividirla en oxígeno e hidrógeno para repostar naves espaciales. Tener acceso a esos recursos podría hacer un viaje a Marte más factible, dijo.

“El programa espacial de Estados Unidos está en desorden,” dijo Spudis.