La Policía Local de Sevilla precinta una discoteca y dos bares

71
Policía Local precinto establecimientos

Los agentes, pertenecientes a la Unidad de la Línea Verde —especializada en el control de establecimientos—, precintaban a primera hora del domingo, dentro del operativo de control de horario de cierre, una discoteca situada en la calle Arqueología, en el Distrito Norte. Esta discoteca presentaba infracciones muy graves que suponían un claro riesgo para las personas. El establecimiento tenía el suministro eléctrico conectado de forma fraudulenta, sin contador, al igual que el del agua.

Respecto al suministro de agua, utilizaban, además, un bidón rellenable de unos 300 litros para su uso en los aseos y en el lavavajillas. El local, que también carece de seguro de responsabilidad civil, tenía las salidas de emergencias bloqueadas impidiendo la evacuación de las personas en caso de necesidad. Al mismo tiempo, la clientela se encontraba dentro del local consumiendo bebidas alcohólicas con las puertas completamente cerradas. Así las cosas, los agentes procedieron al desalojo y precinto del establecimiento.

Con anterioridad, agentes de la misma Unidad habían inspeccionado otros seis establecimientos, procediendo al precinto de otros dos bares en la calle Salado. En el primero de ellos, una parte de la clientela se encontraba fuera del establecimiento consumiendo bebidas alcohólicas, mientras que en el interior, donde había un buen número de personas, la salida de emergencias estaba bloqueada con dos cerrojos.

En el segundo de los bares precintados, donde se realizaban actuaciones en directo, numerosas personas se aglomeraban en las escaleras de acceso. Dentro del establecimiento el número de clientes superaba en un 25 por ciento el aforo máximo contemplado en la licencia de apertura. Ante esto, los agentes procedieron al desalojo y al precinto del establecimiento.

El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha destacado la “importante labor de control de establecimientos que la Policía Local de Sevilla lleva a cabo para detectar infracciones que pueden poner en riesgo la seguridad de las personas. Además, se defienden los derechos de los consumidores que se ven vulnerados con los incumplimientos detectados por los agentes de la Policía Local”.