La Policía Nacional desarticula en San Fernando un punto de venta de drogas sintéticas que provocó la intoxicación grave de siete personas

Varios jóvenes fueron atendidos por los servicios sanitarios con náuseas, vómitos, taquicardias y mareos después de consumir marihuana sintética adquirida en una tienda

338
Andalucía al Día, San Fernando Detenidos Drogas Sintenticas

La Policía Nacional ha desarticulado un punto de venta de drogas sintéticas en la San Fernando, las cuales estaban provocando graves problemas físicos y psíquicos a los jóvenes que las consumían. La investigación ha finalizado con dos detenidos de 25 y 27 años de edad como presuntos autores de un delito contra la salud pública, los cuales regentaban una tienda especializada de venta de semillas de marihuana y artículos para su cultivo. Los detenidos publicitaban la marihuana sintética argumentando que no era detectada en los controles antidroga.

La investigación se inició a principios del mes de septiembre cuando unos agentes de los Grupos de Atención al Ciudadano localizaron en un centro de urgencias a un joven en mal estado solicitando asistencia médica. El joven presentaba un cuadro de vómitos, náuseas, dolor en pecho y taquicardia. Los facultativos informaron a los agentes que días atrás de manera aislada habían atendido a otros pacientes con sintomatología de idéntica naturaleza. Días más tarde se presentó en la Comisaria de San Fernando un joven solicitando asistencia médica debido a que presentaba un cuadro sintomático con las mismas características antes mencionadas, por lo que fue trasladado hasta un centro médico para recibir asistencia sanitaria.

El Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial se hizo cargo de la investigación para esclarecer los hechos, centrando sus pesquisas en un establecimiento comercial “grow shop”, regentado por dos jóvenes dedicados a la venta de semillas y artículos para el cultivo de marihuana. Los investigadores comprobaron como la “ marihuana sintética y otros derivados psicotrópicos que junto con artículos de cultivo eran ofrecidos en la tienda investigada a personas que por su profesión necesitaban eludir los controles de drogas debido a que estas nuevas drogas sintéticas no dan positivo en los test antidrogas a los que son sometidos en sus puestos de trabajo.

Tras recabar los testimonios de los consumidores afectados y la recopilación de los informes médicos se determinó que en un espacio de ocho días se llegaron a contabilizar hasta siete casos de intoxicación tras el consumo de la sustancia adquirida en el establecimiento investigado.

Finalmente se procedió a la detención del propietario de la tienda y de un dependiente, ambos vecinos de Jerez de la Frontera, como presuntos autores de un delito contra la salud pública. En el registro practicado fueron aprehendidos un total de 45 sobres precintados y preparados para su venta con un peso total de 110 gramos de sustancia estupefaciente sintética. Los detenidos vendían a su vez unas cápsulas que contenían una sustancia sustitutiva de la cocaína que ha sido remitida para su análisis ya que pudiera tratarse una sustancia estupefaciente muy tóxica que provocaría graves daños físicos a sus consumidores. Entre las sustancias intervenidas se encontraban medicamentos, algunos de los cuales solo debían consumirse bajo prescripción facultativa y otros no eran aptos para el consumo humano.