“La recuperaci\u00f3n macroecon\u00f3mica no est\u00e1 teniendo ning\u00fan tipo de reflejo en la econom\u00eda de las familias trabajadoras”

371
Andalucía al Día, recuperación macroeconómica

Para UGT Andalucía esta mejora genérica de los indicadores macroeconómicos anuales, no está teniendo ningún tipo de reflejo en las economías de las familias trabajadoras, que son las que más están padeciendo los efectos negativos de esta crisis.

Desde la organización sindical señalan que la debilidad del proceso de recuperación económica se pone, “nuevamente de manifiesto”, en la escasa tasa de variación trimestral. De esta forma, “la economía española creció, durante el tercer trimestre de 2015, un 0,8%, lo que se traduce en dos décimas menos que el crecimiento registrado el trimestre anterior y una décima menos también que el crecimiento logrado durante el trimestre inicial de 2015”.

Asímismo, afirman “que un 3,4% de mejora interanual de la economía española no puede ser considerado un dato positivo dado que no viene de la mano de un importante proceso de creación de empleo y de reducción del paro”.

En este sentido, UGT Andalucía considera que esta mejora macroeconómica es “prácticamente irreal”, dado que no está teniendo repercusión sobre los indicadores realmente importantes desde el punto de vista socioeconómico.

A este respecto, señalan que los cinco millones de trabajadores; una tasa de paro estatal incapaz de bajar de la barrera del 20%; un mercado laboral que no hace más que incrementar los niveles de desigualdad que sufren colectivos como mujeres, jóvenes o trabajadores inmigrantes; una alarmante cifra de siete millones de hogares con todos sus miembros desocupados y casi cinco millones de parados que ya han agotado todas sus prestaciones por desempleo; miles de PYMES obligadas a echar el cierre; casi 100.000 familias desahuciadas; y un tercio de la población con serios riesgos de pobreza y exclusión social, son muestra de ello.

Ante esta situación, “exigen un importante proceso de democratización de las actuales políticas económicas” para que las personas se conviertan en el epicentro de las mismas, y con las que se propicie una mejora genérica de las condiciones de vida del conjunto de la ciudadanía.