La Zaranda celebra sus cuarenta años de existencia con ‘Ahora todo es de noche’

La compañía jerezana llega al Teatro Alhambra de Granada hablando de lo que siempre han apostado por tratar: la deshumanización y la trascendencia.

604
Andalucía al Día, Ahora todo es de noche La Zaranda

“Se volvieron invisibles, tan acostumbrados ya estamos a verlos, dormitando en los vestíbulos de las estaciones y aeropuertos, revolviendo en los contenedores de basura, haciendo cola en los comedores benéficos… Los vemos tan ajenos y apenas la cantidad de una mensualidad nos separa de ellos. Los arrojados por la borda de sus destinos, los náufragos en la oscuridad de un mundo hostil. A veces en silencio cruzan nuestra consciencia, aunque los evitamos como el beso del leproso, porque su miseria nos interpela ¿Quién cree que tiene algo para siempre?”.

Así nos presentan su nueva obra los componentes de La Zaranda, la compañía teatral jerezana que celebra sus cuarenta años de existencia con ‘Ahora todo es de noche’.

Sobre el escenario tres mendigos que “dejan sus huellas en las cenizas de la vida, conservan los rescoldos de una llama antigua, una furia ante el tiempo, que de alguna manera los entroniza, reyes sin reino, el hombre desterrado entre basuras, sin más luz que la esperanza de una mirada desde el cielo. ¿Quién no ha mendigado algo alguna vez?”

Pero, ¿de qué va Ahora todo es noche? Según el dramaturgo de la compañía Eusebio Calonge: “No hay más que noche, como un resto de infinito, una oscuridad más allá del horizonte, clausurado a toda luz. En ella el hombre no es más que una sombra, indigente ya del cielo, vagabundea sin encontrar sueños en los que refugiarse, rebusca entre retales de ideas, desperdicios de futuro, fracasos de todo tipo, sin que nada les sirva ya de abrigo. Sin poder encender la lumbre con la que antes cruzaba la esperanza”.

Así que si tienen oportunidad no falten a la cita que les propone el Teatro Alhambra el próximo 5 y 6 de mayo, y disfruten del “lenguaje propio” de La Zaranda, “que siempre intenta invocar a la memoria e invitar a la reflexión”.