Las cifras de la EPOC siguen creciendo en España

La EPOC es la cuarta causa de muerte en España, con una estimación de 29.000 defunciones anuales.

108

La EPOC o enfermedad pulmonar obstructiva crónica es una enfermedad poco conocida socialmente a pesar de ser ya un problema de salud pública de gran relevancia. “En los últimos años diversos estudios han actualizado las cifras de la EPOC en España. Desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), con motivo del Día Mundial de la EPOC, queremos recordar estos datos y redimensionar el alcance de esta enfermedad en España”, explica el Dr. José Luis López-Campos, coordinador del Área de EPOC de SEPAR.

El número de casos de EPOC en España se ha actualizado de los 2,1 millones estimados según EPISCAN en 2007 a 2,9 millones en 2015 según el estudio internacional Global Burden of Disease (GBD 2015). Del mismo modo, las muertes por EPOC estimadas en España han ascendido de las 18.000 defunciones anuales a las 29.000 al año.

Con estas cifras, SEPAR recuerda que la EPOC es la cuarta causa de muerte en España .Representa así el 6,95% de las defunciones en el país por detrás de la cardiopatía isquémica (14,5%), el Alzheimer y otras demencias (13,6%), y el ictus (7,1%), y es más mortal que el cáncer de pulmón, que figura como la quinta causa de muerte.

La EPOC es además una enfermedad altamente discapacitante. Según el estudio GBD, la EPOC figura entre las diez primeras causas de mortalidad y discapacidad combinadas. La EPOC disminuye notablemente la calidad de vida de quienes la padecen, y también de su entorno más cercano. Las personas con EPOC tosen, expectoran y tienen dificultad para respirar cada día de su vida. “Es una enfermedad crónica y progresiva, que necesita un diagnóstico precoz y un tratamiento temprano para poder frenar sus síntomas”, recuerda el Dr. López-Campos.

“La EPOC y sus graves consecuencias, como las citadas defunciones prematuras, podrían evitarse combatiendo su principal causa: el tabaquismo”, recuerda el Dr. López-Campos. En este sentido, aunque el consumo de tabaco ha disminuido progresivamente entre 1980 y 2016, los expertos de SEPAR consideran que sigue siendo importante monitorizar las nuevas tendencias de consumo de tabaco incluido el tabaco de liar, los cigarrillos electrónicos y los dispositivos de vapeo, pues cabe recordar que el tabaco es un factor de riesgo prevenible de EPOC y otras enfermedades.