Las hermandades rocieras recogen 72 desfibriladores para un Rocío Cardioprotegido

74

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, y el viceconsejero de Presidencia, Administración Pública e Interior, Antonio Sanz, han hecho entrega de 72 desfibriladores semiautomáticos (DESA) a las hermandades rocieras que peregrinan por los caminos de Sevilla hacia la aldea de El Rocío. Se trata de una experiencia que se inició en el 2019 (último año de celebración de la romería interrumpida por la pandemia), cuya finalidad es preservar la salud de todos los peregrinos y operativos que participan en la romería de El Rocío.

Las hermandades se han dado cita en el auditorio municipal Rafael de León de Tomares, donde los ha recibido el alcalde de la localidad, José María Soriano, y han podido recoger el DESA de la mano del consejero de Salud y Familias y del viceconsejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior. El acto ha contado con la presencia de la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo; la delegada de Gobierno en funciones, Susana Cayuelas; la delegada de Salud y Familias, Regina Serrano; y el director gerente del Centro de Emergencias Sanitarias 061 de Andalucía, Fernando Ayuso.

Dentro de la iniciativa de un Rocío Cardioprotegido, siete profesionales del Centro de Emergencias Sanitarias 061 de Sevilla (entre médicos, enfermeras y Técnicos de Emergencias Sanitarias) han formado durante dos jornadas a 180 miembros de las 72 hermandades rocieras que peregrinan por los caminos de Sevilla hasta la aldea almonteña, y a los operativos de emergencia, para instruirles en el manejo de los desfibriladores externos automáticos (DEA) que llevarán las hermandades durante todo su recorrido, tanto a la ida como a la vuelta. Unos conocimientos que permitirán a cada comitiva disponer de los elementos necesarios para asistir a una persona en los primeros y decisivos momentos ante una posible parada cardíaca.

Por parte del Ejecutivo regional se han distribuido un total de 130 Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) cedidos por el servicio Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía y se han formado a representantes de hermandades y operativos de emergencia, en cursos de formación impartidos en Huelva y en Cádiz, además del de Sevilla.

Se trata de una experiencia de la Junta de Andalucía puesta en marcha en 2019, en la que a través del Plan Romero se dota a cada filial que peregrina hacia la aldea de un desfibrilador semiautomático, a fin de que cada comitiva disponga de los elementos necesarios para intervenir en primera instancia ante una parada cardiorrespiratoria, mientras acuden los servicios de emergencias sanitarias.

Dentro de esta iniciativa, y durante varios años, el Centro de Emergencias Sanitarias 061 de Andalucía ha formado también en técnicas de reanimación cardiaca y en el uso de desfibriladores semiautomáticos a cerca de 400 miembros de las diferentes hermandades rocieras que hacen su peregrinación a la aldea de El Rocío por caminos de Huelva, Sevilla y Cádiz. Además de las hermandades filiales que peregrinan por los caminos de Sevilla, efectivos del servicio 112 Andalucía, del Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) y de la Unidad de Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Autónoma han recibido esta formación y dispondrán del equipo correspondiente.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha agradecido a todos los participantes su colaboración e implicación “para disfrutar de una romería cardioprotegida. Una iniciativa englobada dentro del dispositivo sanitario del Plan Romero, con la que se pretende contribuir, de este modo, a la seguridad de todas las personas que realicen el camino hasta la aldea del Rocío”.

Por su parte, Antonio Sanz ha subrayado que la seguridad es un reto común en el que sumamos todos: “La implicación de los romeros es esencial para avanzar en una mayor y mejor protección, con la entrega de estos desfibriladores estamos ganando segundos que salvan vidas”. “El Plan Romero innova cada año, esta edición a los DESA sumamos también equipos de extinción para atajar de forma rápida cualquier conato de incendio que se pueda producir para preservar el Camino del Rocío, la joya natural que es Doñana”.

Entretanto, el acalde de Tomares, José María Soriano, ha querido “dar las gracias a la Junta de Andalucía por haberse acordado de esta localidad para hacer un acto tan importante en un año tan especial. Porque las hermandades se reencuentran días antes de iniciar de nuevo, tras dos años largos de espera, ese camino que les va a permitir encontrarse con la Virgen del Rocío”. “Se trata de una iniciativa con la que se aumenta la seguridad sanitaria de todos los romeros”, ha añadido.

Hay que recordar que un desfibrilador semiautomático es un aparato que se emplea en situaciones de parada cardiorrespiratoria con la finalidad de intentar restablecer de forma inmediata el ritmo del corazón y que puede ser usado por personal no sanitario con una formación básica inicial.

Según los expertos, los cinco minutos posteriores a una parada cardiorrespiratoria resultan cruciales para el paciente, ya que en este tiempo la falta de oxígeno y sangre en el cerebro pueden causar daños irreversibles e incluso la muerte. Por este motivo, es fundamental que, ante un suceso de esta índole, la persona que tiene el primer contacto con el afectado sepa intervenir rápidamente, alertando a los equipos de emergencias sanitarias y aplicando entre tanto las técnicas de soporte vital con las que se inicia la cadena de supervivencia.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.