¿Las mujeres pidiendo paso?

846

Las mujeres de Ciudadanos han hecho un interesante eslogan: “Las mujeres pedimos paso”. Bien está que lo intenten, claro está, pero el eslogan está lejos de ser adecuado.
No es cuestión de dar paso, ni de echarse a un lado, es, más bien, una cuestión de convertir los espacios machistas en feministas para que así nadie tenga que pedir ni que dar absolutamente nada. Ni siquiera es cuestión de dejar algo, es cuestión de no ejercer el machismo. Si convirtiésemos espacios machistas en espacios feministas, las mujeres, sin pedir paso, cogerían el espacio que les es naturalmente suyo.

Convertir espacios machistas en espacios feministas es la tarea que nos toca, no nos toca, para nada, dar espacio a quién por natura ya lo tiene y se le niega reiterativamente. Del mismo modo, el hecho de pedir otorga a quién recibe la petición la gracia de dar o no dar y, a riesgo de ser reiterativo, no hay que dar nada, hay que convertir todo un sistema que relega a las mujeres a un segundo plano condescendiente en un sistema igualitario.

Ayer empezaban los 16 días contra la violencia de género que promulga Médicos sin Fronteras y respalda la ONU, supongo que tendrá mucho que ver ONU Mujeres, la agencia creada para este objeto a la que el Gobierno dejó de aportar, cerrándose su oficina en España. Hoy hay manifestación a este respecto, sinceramente espero que no se pida, será mucho mejor que se exija.

Se agradece el intento de Ciudadanos, pero mucho me temo que se han equivocado. Es curioso, se han equivocado en lo que más cuidan: El lenguaje, este debe de ser el único asunto cuyo discurso no hayan preparado del todo.

A su vez, los demás partidos ya han hecho la crítica de tweet y discurso popular en la que me da miedo caer, si bien un partido no da del todo paso a las mujeres, el PSOE no debe vivir toda la vida de la Ley 3/2007 (aquella de la igualdad que creo que ha hecho mucho bien), esperamos pacientes sus propuestas, del mismo modo que esperamos las de Podemos e Izquierda Unida. A quién no se espera es al PP, se han retratado de sobra estos últimos cuatro años.

Tan grande es este sistema que podrán encontrar ideas en contra de este eslogan a granel a la mínima que naveguen por la red y, sin embargo, los artículos más leídos serán escritos por hombres, y es que decir esto siendo mujer es razón de más para que la llamen a una feminazi. Ya les digo, esto no debería de ser una petición, sino una exigencia a un sistema que no escucha.