Licitada la construcción del tramo Guadalmedina-Hospital Civil del Metro de Málaga

Las obras de este tramo generarán más de 500 empleos y conectarán con un distrito muy poblado que aportará 2,5 millones de viajeros.

82
Metro Guadalmedina

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha sacado hoy a licitación pública las obras de prolongación de la Línea 2 del Metro de Málaga desde Guadalmedina hasta el Hospital Civil y Materno Infantil, con un presupuesto base de licitación de 41.428.872,02 euros y un plazo de ejecución de las obras de 24 meses. La convocatoria se ha remitido al Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) y los pliegos ya están disponible en el Perfil de Contratante de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía (AOPJA).

Este concurso público se lleva a cabo una vez que el Consejo de Gobierno autorizó el pasado 16 de octubre el gasto y la celebración de la contratación para la ejecución de este tramo, cuya licitación incluye en su alcance tanto la obra civil (infraestructura, vía y urbanización), como la implantación de los sistemas e instalaciones y las marquesinas de las paradas. Las empresas interesadas en concurrir a dicho concurso tendrán de plazo límite hasta el próximo 5 de diciembre para presentar sus ofertas y la estimación de generación de empleo durante la ejecución de las obras se eleva a 515 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Este tramo, declarado de interés metropolitano por el Consejo de Gobierno, que también aprobó la ejecución del proyecto en 2017, completará la red conforme a la solución consensuada entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga en 2013, mediante la firma del protocolo de intenciones para su terminación. Discurrirá por el distrito Bailén-Miraflores, el cuarto más poblado de la capital y localizado en la zona norte, y aportará al metro malagueño más de 2,5 millones de viajeros al año, adicionales a los 18 millones estimados para el resto de la red, tanto el trazado actualmente en servicio comercial, como los dos tramos en avanzada construcción entre Renfe y Atarazanas.

El trazado de esta extensión será de 1,8 kilómetros de longitud lineal, de los que el 35,5% inicial discurre soterrado (túnel y rampa) y el 64,5% restante en superficie mediante plataforma reservada con prioridad semafórica para el metro ligero en las intersecciones. A lo largo de su recorrido se dispondrá de cuatro paradas en superficie ubicadas en las calles Santa Elena, Eugenio Gross (dos) y Blas de Lezo. El inicio de la traza se sitúa en la estación de Guadalmedina, colocada de forma perpendicular a las Avenidas de Andalucía y de la Aurora, y el final del recorrido se localiza en la intersección de las calles Blas de Lezo y Avenida del Arroyo de los Ángeles, adyacente al complejo hospitalario Civil – Materno Infantil y su futura ampliación.

El proyecto abarca la obra de urbanización completa para dejar los viales terminados (en el tramo subterráneo de calle Hilera), así como la reposición de urbanización y adecuación urbana de todas las calles por las que discurre el metro en superficie. Esta extensión del metro en la zona norte de Málaga se considera fundamental por su papel en la conexión con equipamientos públicos de la aglomeración urbana de Málaga, especialmente los dos complejos sanitarios del Hospital Civil y el Materno Infantil, y con intercambiadores que posibilitan el transbordo.

La tramitación en la planificación de este ramal hasta el Hospital Civil-Materno Infantil estuvo precedido por la elaboración y exposición a información pública y ambiental del proyecto básico, que en marzo de 2015 recibió el dictamen ambiental favorable, así como de la redacción del proyecto constructivo final y el estudio de movilidad anejo, supervisado y aprobado técnicamente en 2016, a lo que se sumaron los dos acuerdos de Consejo de Gobierno del pasado 2017 para culminar su tramitación.

El tramo que le precede a dicho prolongación, es decir, el que conecta Renfe y Guadalmedina, se reactivó el pasado mes de julio. El trayecto, de 713 metros y soterrado en su integridad, conecta el Intercambiador de El Perchel-María Zambrano (donde confluyen las Líneas 1 y 2, en servicio comercial desde julio de 2014) con la Avenida de Andalucía, y hasta el Puente de Tetuán, antesala del centro histórico y turístico de la capital.

La Consejería de Fomento y Vivienda desarrolla también, con un 64% de nivel de ejecución, las obras que dan continuidad al tramo precedente y que se interna ya en el centro histórico, correspondiente al trazado entre Guadalmedina y Atarazanas.

Los tramos Renfe-Guadalmedina, Guadalmedina-Atarazanas y la futura extensión de la línea 2 hasta el Hospital Civil suponen el 19% de todo el trazado previsto del Metro de Málaga. Su terminación y puesta en servicio culminará la red diseñada con un total de 14,8 kilómetros de trazado y 23 estaciones y paradas, para una demanda anual estimada en 20,7 millones de usuarios. Actualmente, las líneas 1 y 2 hasta El Perchel-María Zambrano, equivalentes al 81% de la red, transportaron un total de 5,7 millones de viajeros en 2017, un 10% más, y la previsión para el presente año es superar los 6 millones de pasajeros.