Los chikos del maíz llenan Vallekas

Los chikos del maíz llenaron ayer una plaza de Vallecas con un hip-hop de calidad y el buen gusto de decir todo lo que les dio la gana.

1435
Los chikos del maíz en un fotograma de un videoclip. YOUTUBE

Todo ha de ser escrito con k si lo que buscas en reivindikar algo. Eso es así. Ayer los chikos del maíz dieron un concierto en las fiestas de Vallekas en el que llenaron una plaza de reivindikaciones sociales y anti-kapitalismo.

Llegué a Vallekas con mis pantalones y mis zapatillas de marka komprados en rebajas, pero abiertamente kritikables, supongo. Hacia abajo por la Kalle Sierra Gorda, se llega a un templete como los que había en los pueblos para ke tokaran las bandas de música, pero en ese redukto kastizo tan karismátiko ke es la vieja villa de Vallekas. Kuando estuve de erasmus konocí a una chika ke era de allí, me dijo ke todo el barrio, de pekeños y pekeñas, tenía un messenger en el ke la fórmula era: TuNombre_vk, ke se notase el origen.

Son buenos, los jodíos de los chikos del maíz. Además, como son anti-kapitalistas, te dan esa sensación de llevar razón siempre, salí del recinto deseando ke hubiera terceras elekciones para votar a Podemos. El ambiente del koncierto daba a entender ke si hubieran dicho “arriba la karne kon tomate”, la popular les hubiera seguido hasta ke en todas las mesas de España hubiera un buen plato de karne kon tomate kon su hojita de laurel.

No faltaron los guiños a Pablo Iglesias (que me parece -no estoy seguro- que estaba allí entre bastidores), inkluso se dieron el lujo de kriticar al errejonismo así como el que no quiere la kosa.

Bromas políticas aparte, Los chikos del maíz son necesarios. Vivimos en un tiempo histórico en el que la libertad de expresión está puesta muy en duda por un poder económico fáctico. Hoy en día no va a venir el Gobierno a decirte que no puedes cantar esto, o esto otro, simplemente, van a hacer todo lo posible para invisibilizarte. Los chikos del maíz tienen el buen gusto de decir lo que les da la gana, con multitud de recursos culturales (referencias a Billy Wilder, por ejemplo, que ya saben ustedes que a mi eso me gana) y sí, multitud de verdades incómodas que el capitalismo va a tachar de demagógicas, pero que no van a dejar de ser verdad.

Y si no es el poder económico, será el PP, que ya saben ustedes que, para ellos, la libertad de expresión es buena según les convenga. De hecho, ¿se acuerdan cuando dijeron en Getafe que no querían que actuasen allí? Qué bonita es la libertad que promueve el neoliberalismo, que lo mismo se llama “constitucionalista” que se pasa por el forro el hecho de que estamos en un Estado social (según la Carta Magna).

Ayer en Vallecas estuvieron perfectos y aunque sólo sea por ver a un tío diciéndole a unas cinco mil personas “chavales, “no significa no”, en referencia a las recientes violencias sexuales que se han visto en fiestas patronales y demás, merece la pena prestarles el oído.