Los hospitales Regional de Málaga y Virgen de la Victoria disponen de todas las terapias actuales para el tratamiento del Parkinson

507
Andalucía al Día, Parkinson asociacion Málaga

Los hospitales universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria disponen de todas las terapias existentes en la actualidad para tratar a pacientes con la enfermedad de Parkinson, desde el tratamiento médico y rehabilitador, hasta el tratamiento quirúrgico en los estadios más avanzados de la enfermedad.

Los profesionales de la Unidad de Gestión Clínica Intercentros de Neurociencias – compuesta por especialistas en Neurología, Neurocirugía y Neurofisiología, y enfermería – atienden al año a cerca de 1.500 personas diagnosticadas de esta enfermedad. Desde las Unidades de Trastornos del Movimiento de los dos centros hospitalarios, una vez confirmado el diagnóstico, se lleva a cabo el seguimiento de los pacientes aconsejando el tratamiento más adecuado en cada situación y ofreciendo información a pacientes y familiares.

El tratamiento farmacológico con levodopa (fármaco precursor de la dopamina) sigue siendo el de mayor impacto en la enfermedad, si bien se dispone de un conjunto de fármacos más novedosos, que son útiles para el mejor aprovechamiento de la levodopa en el organismo, o para sustituir su acción en los receptores cerebrales, todos útiles para un mejor tratamiento de los pacientes. Además, en la actualidad, la terapia avanzada del Parkinson mediante la implantación de dispositivos con sistemas de infusión continua de fármacos -amplia experiencia en apomorfina y más reducida con duodopa– está siendo muy satisfactoria.

Por otro lado, hace cinco años, el Hospital Regional incorporó el tratamiento quirúrgico del Parkinson mediante la implantación de electrodos cerebrales profundos en el núcleo subtalámico. La indicación quirúrgica está sujeta a determinados pacientes, en concreto está indicada en pacientes que presentan un avanzado estado de la enfermedad, discapacidad funcional severa y buena respuesta clínica al tratamiento con fármacos, y que no presenten deterioro cognitivo ni lesiones cerebrales que dificulten o impidan la técnica quirúrgica.

Hasta la fecha, los 25 pacientes intervenidos en el Hospital Regional han mejorado la sintomatología, por lo que han podido reducir la medicación de forma significativa, siendo autónomos para las actividades básicas de la vida.

La OMS declaró el 11 de abril Día Mundial del Parkinson, y por este motivo la Asociación Parkinson Málaga ha dispuesto una mesa informativa en la entrada principal del Hospital General. El equipo de profesionales de la UGC de Neurociencias de los hospitales públicos colabora con la Asociación Parkinson Málaga, dedicada a la atención integral a personas afectadas y familiares, ofreciendo información y asesoramiento, y ayudando a la asociación a cumplir su objetivo de enseñar a los familiares y afectados a convivir con la enfermedad proporcionando el mayor grado de bienestar posible.

Enfermedad de Parkinson

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa y progresiva, que se origina por la destrucción de neuronas dopaminérgicas (neurotransmisores), que actúan transmitiendo información en el sistema nervioso central. Esta pérdida de neurotransmisores produce en el paciente alteraciones del movimiento, tales como temblores en estado de reposo, rigidez muscular, movimientos lentos (bradicinesia) e inestabilidad postural, aunque también pueden presentar alteraciones cognitivas y otros síntomas no motores.

La prevalencia en España es de unos 100 a 200 casos por 100.000 habitantes – lo que supone unos 100.000 pacientes – aunque se estima que un 30% no están diagnosticados.

La evolución de la enfermedad, que hoy por hoy no tiene curación, puede producir diferentes grados de discapacidad en el paciente, desde un estado de independencia y autonomía plena, a una situación de dependencia e incapacidad total.

La frecuencia de padecer la enfermedad aumenta con la edad, siendo poco frecuente en personas con menos de 50 años; así, la prevalencia en personas mayores de 65 años es mayor de 1.500 por 100.000 habitantes, siendo dos veces más frecuente en hombres que en mujeres.