El caladero de la chirla del Golfo de Cádiz refleja una recuperación “lenta pero progresiva”

El viceconsejero de Agricultura ha presidido la reunión del grupo técnico constituido para abordar la gestión de esta pesquería

155
Caladero de la chirla del Golfo de Cádiz

El grupo técnico de gestión de la pesquería de la chirla, constituido por representantes de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y del sector, se ha reunido hoy en Sevilla para abordar la evolución del caladero del Golfo de Cádiz. Durante el encuentro, al que han asistido también científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO), se ha informado de los resultados de los últimos informes científicos, que constatan “la recuperación lenta pero progresiva del caladero”.

El viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Ricardo Domínguez, que ha presidido el encuentro, ha señalado que, aunque los datos “impiden una apertura inmediata de la zona de pesca, sí es cierto que hay indicadores que confirman que hay una buena población de ejemplares de chirla, aunque de momento no han alcanzado la talla comercial” (25 mm).

Los representantes de la Consejería han compartido el ánimo del sector de que “lo antes posible se pueda salir a faenar”, pero han insistido en que para dar este paso debe haber garantías, por lo que habrá que esperar a que los informes científicos aporten resultados que hagan viable la actividad. En este sentido se ha manifestado también el consejero Rodrigo Sánchez Haro, que en un acto en Huelva ha subrayado que “en cuanto tengamos datos suficientes que avalen la apertura, procederemos a reabrir el caladero, siempre que se garantice su sostenibilidad desde el punto de vista medioambiental, social y económico”.

Asimismo, la Junta se ha comprometido a realizar un mayor muestreo en el caladero, mientras que el sector, por su parte, ha ofrecido más colaboración en lo que se refiere a poner a disposición embarcaciones y personal para llevar a cabo este seguimiento.

El viceconsejero ha emplazado a los representantes del sector a reunirse de nuevo a principios de julio para seguir analizando los datos y estudiar las diferentes demandas de las cofradías y asociaciones sobre diferentes modelos de gestión de la pesquería.

Ayudas de la Junta para el sector afectado por el cierre

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha convocado, además, una línea de ayudas dotada con 1,8 millones de euros para 2018 para compensar al sector por el cierre del caladero, una orden que se ha trabajado y consensuado con el sector. Tras su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el pasado 26 de abril, el plazo de solicitud permaneció abierto hasta el pasado 11 de mayo. Sólo 18 días después, el 29 de ese mismo mes, se publicó el requerimiento de subsanación de errores de las peticiones presentadas.

La orden de incentivos contempla, en concreto, una cantidad fija por buque y mes natural completo, determinada en función del número de tripulantes enrolados en la embarcación a fecha de 2 de octubre de 2017, tal y como solicitaba el propio sector. La cuantía por barco es de 500 euros, más otros 400 euros por cada uno de sus marineros. La ayuda estipula, también como respuesta a una de las peticiones de los interesados, que para el cómputo de la misma los armadores que hayan trabajado a bordo de la embarcación puedan contabilizarse como tripulantes.