Los Premios Duna del Grupo Ecologista Mediterráneo cumplen 35 años

418
Sierra Filabres nevada

Los Premios Duna del Grupo Ecologista Mediterráneo cumplen 35 años desde que en 1986 fueran instituidos como un reconocimiento a personas, colectivos, empresas o instituciones por su contribución a la defensa del medio ambiente almeriense, la correcta gestión de los recursos naturales ya búsqueda de modelos de desarrollo sostenible. Y como cada año desde entonces la elección se da a conocer en la Festividad de los Reyes Magos, porque premian actitudes y compromisos y porque, desde su inicio, incluyen también la Mención Carbón, que señala a quienes con su actividad o su posicionamiento ponen en riesgo los valores ambientales o los relacionados con la defensa de nuestro entorno o nuestro patrimonio.

En la asamblea celebrada este pasado mes de diciembre se eligieron, de entre las candidaturas presentadas por los socios del GEM, los tres premios de esta edición, vinculados con la campaña para lograr la declaración de Parque Natural para la Sierra de Los Filabres, con el compromiso de las mujeres del sector pesquero para cuidar el mar y con el compromiso personal y profesional en defensa de los valores ambientales y sociales de la provincia.

Premio Duna 2020 a la profesora Belén María Mesas y sus alumnos del IES Alto Almanzora, de Tíjola. Un grupo de 13 alumnos de primero de bachillerato y su profesora, están desarrollando un intenso trabajo de impulso de la petición para que la Sierra de Los Filabres, el gran pulmón de Almería, sea declarada Parque Natural. En esa tarea han reunido una amplia información de los innegables valores del paraje, que, entre otras virtudes, se considera una barrera natural frente al avance del desierto, un gigantesco reservorio de agua o una plataforma que alberga un enorme y valioso inventario de biodiversidad, tanto de flora como de fauna. Su propuesta ha llegado a todos los ayuntamientos de la zona o al Parlamento Andaluz y han recabado la colaboración y la adhesión de numerosos colectivos científicos, sociales y políticos. Una labor que debe culminar con un éxito para ellos y para todos los almerienses con la protección de un espacio con valores más que suficientes que la justifican.

Premio Duna a Galatea, Asociación de Mujeres de la Pesca de Almería. Una organización que trata de impulsar el papel de la mujer en el sector pesquero, fomentar el asociacionismo, la comunicación o el intercambio de experiencias e iniciativas en busca de mejores prácticas. Además, han diseñado y coordinado el proyecto Basuras Marinas, que implica a los barcos de pesca a retirar del mar los residuos que proceden de otros barcos o que llegan desde tierra. Esos residuos son recogidos, clasificados y reciben un tratamiento adecuado tanto en los propios barcos como en los puertos; unos son destinados a la valorización y otros se integran en la red de reciclado. Diez embarcaciones participan, por ahora, en esa tarea, recogiendo cada día en el mar los residuos, el 80 por ciento de los cuales son plásticos de origen doméstico.

Premio Duna a Eva María Ramírez Hidalgo. Ingeniera técnica agrícola y una de las pioneras en la defensa del medio ambiente en la provincia, defendiendo programas de educación ambiental, de agricultura ecológica o de actividades vinculadas con la cultura tradicional y el respeto por los valores del entorno. Se le concede el Duna 2021 por su compromiso personal, su generosidad en compartir su conocimiento, su trabajo y su esfuerzo y su capacidad para impulsar nuevos proyectos socialmente compartidos. Es además una ‘enseñante’ del profesorado, de los niños, los jóvenes, las empresas o los adultos; de ellos espera Eva María que salgan de las charlas y clases con un aprendizaje de la vida, sabiendo que pueden hacer algo positivo por su medio ambiente con sus propias manos, desde cultivar a hacer jabón, pan, reciclar papel, hacer compost ecológico o cestas de esparto. Es socia y fundadora de proyectos de agroecología y desarrollo personal e impulsa planes de agricultura tradicional y ecológica.

MENCIÓN CARBON 2021

Como es habitual, en esta edición había numerosos candidatos a la Mención Carbón 2021, pero finalmente los socios del GEM han decidido poner el acento en la destrucción del Acueducto de Las Cumbres, llevada a cabo por la promotora Alvores y consentida por el Ayuntamiento de Huércal de Almería, por lo que supone de desprecio al patrimonio hidráulico de Almería, a las peticiones contra esa destrucción recibidas desde numerosos ámbitos y organizaciones de defensa del patrimonio y del medio ambiente, y por la ‘ridícula’ compensación ofrecida por la empresa que inicialmente se comprometió a conservar al menos un tramo, pero finalmente optó por el derribo total, ofreciendo a cambio construir un triste remedo de lo que fue en uno de los jardines de la urbanización proyectada.

La Mención Carbón 2021 es pues compartida por la empresa promotora, Alvores, y por Ismael Torres Miras, alcalde de Huércal de Almería. Construido a finales del Siglo XIX como parte del Canal de San Indalecio, el Acueducto de Las Cumbres era uno de los conjuntos hidráulicos más representativos, un ejemplo de la eterna lucha de los almerienses por el agua. Sin embargo, la conjunción de los intereses inmobiliarios y la dejadez de las instituciones públicas ha permitido la pérdida de un patrimonio que forma parte de nuestra historia.