Los treinta son… ¡la hostia¡ ¿Lo dudabas?

Carlos G. Miranda presenta 'Treintateenagers', libro ilustrado por Juan Díaz-Faes que nos habla de esos "adultos adolescentes" a los que no les atrae nada la llamada "vida adulta"

1364
Andalucía al Día, Treinteenagers_portada

Es por todos sabido que cuando se acerca la treintena hay una crisis que acecha. Parece que las decisiones que se toman en ese momento comienzan a ser determinantes y que es hora de sentar cabeza. Es cuando uno se convierte realmente en un “adulto” y cuando surgen también algunas dudas: ¿estás haciendo realmente lo que querías hacer?, ¿de verdad quieres “ser mayor”? Eso de “ser mayor” da algo de miedo, y por ello muchos optan por la opción de convertirse en un treinteenager, un treinteañero adolescente. Lo de seguir el patrón establecido es una opción, pero hay otra menos mainstream, y un pelín menos madura, que está llena de ventajas.

Lo de ser un treintañero adolescente no va de ser un crío, sino de hacer las cosas de una
manera distinta a lo establecido. En esa vida alternativa, el trabajo igual no tiene la palabra indefinido en el contrato, pero seguro que es algo con lo que sentirse realizado. A los treinta se puede vivir una década tan divertida como la de los veinte. Eso sí, difícil que en el banco nos conceda la hipoteca trabajando en lo que nos gusta…

Este libro es un manifiesto a favor de una nueva generación de treinteañeros que no se conforma con lo preestablecido. En clave de humor Carlos G. Miranda -reconocido guionista de series de televisión- y las hilarantes ilustraciones de Juan Díaz-Faes ‘Treinteenagers’ hace un exhaustivo análisis de esta nueva “tribu urbana”: los tipos, sus profesiones, su economía, cómo son sus relaciones de pareja, sus hobbies y planes con amigos, la familia, el reloj biológico, el sexo o el deporte. Y es que ser treinteenager no es tarea fácil.

Además este es un libro interactivo que incluye tests con los que descubrir si somos unos
auténticos treinteenagers, si somos unos treinteenagers en la cama o si tenemos una vida social y cultural treinteenager. También incluye actividades interactivas y juegos con los que el lector personaliza el libro y lo hace suyo.